Alegría contenida y dudas de los atletas ante el 2 de mayo en el que podrán volver a salir a la calle a correr.


Alegría contenida y dudas de los atletas ante el 2 de mayo en el que podrán volver a salir a la calle a correr.

A partir del 2 de mayo, los españoles podrán salir de sus casas durante una hora al día para hacer ejercicio en la calle. A falta de conocer los detalles concretos, esto ha sido recogido como una buena noticia no sólo entre la comunidad ‘runner’, sino también entre los atletas profesionales.

Estos, sin embargo, han mostrado una satisfacción un tanto contenida. El temor a que después de casi dos meses se produzcan lesiones o se gestione mal el progresivo regreso a los entrenamientos está ahí.

En parte, las exigencias que han realizado muchos de ellos durante el confinamiento puede ser causa de este escaso y, hasta cierto punto, sorprendente júbilo. «Creo que la gente ha sido prudente y los que no lo pensaban, cuando han salido un poco en redes sociales demandando o exigiendo que se dejara a los deportistas entrenar al aire libre… con los palos que le han caído y linchamientos públicos se le han quitado las ganas de decir nada. No sé si será positivo a medio largo plazo», señala el fondista Pablo Villalobos, presidente de la Asociación de Atletas, a ‘Runners World’.

En este sentido, apunta a que hay que esperar a los detalles de la decisión gubernamental, ya que no van a permitir hacer ejercicio con normalidad, sino que será «algo de actividad física», con lo que los atletas de élite no tendrán una rutina como la previa antes del confinamiento.

Algunos apuntan a que el regreso a la calle debe hacerse de manera pausada, con un proceso de readaptación sin prisa. El miedo a una lesión después de las semanas sin actividad normal está ahí. Es lo que señala la mediofondista Isabel Macías: «Si hay que empezar andado, pues que así sea».

Otra duda que existe es el trabajo de los entrenadores. Los atletas, especialmente los de máxima élite, suelen trabajar junto a los profesionales que les van indicando las rutinas o ejercicios concretos a seguir. No es sólo correr, sino la manera en la que deben hacerlo lo que diferencia un buen día de trabajo de una jornada normal.

Es la duda que tiene Ángel David Rodríguez, uno de los velocistas españoles más veterano y explusmarquista nacional de los 100 metros. «Manteniendo distanciamiento social, inclusive con varios clientes a la vez. Desplazándose al lugar del cliente«, propone.

Más información: 20 MINUTOS.