Alpine tira la temporada 2021 antes de la segunda carrera para darle a Alonso «el mejor coche de la historia» en 2022


Alpine tira la temporada 2021 antes de la segunda carrera para darle a Alonso «el mejor coche de la historia» en 2022

Laurent Rossi, CEO de Alpine, ha levantado una enorme polvareda en este impás de tres semanas entre la primera y la segunda cita del campeonato del mundo de Fórmula 1. El gestor en la tricefalia que lleva las riendas del equipo francés ha prometido, según sus propias palabras, «el mejor coche de Fórmula 1 de la historia» para 2022, cuando se va a producir el gran cambio normativo.

«Sabemos que hemos llegado más o menos al final de este coche de todos modos, así que vamos a extraer todo lo que podamos de él. Estamos trabajando con un coche que ha llegado a sus límites y es un buen coche. No es el mejor coche, podemos verlo, pero es un buen coche», afirma Rossi en declaraciones a la web oficial de la competición.

El dirigente admite que este año será de transición, algo que para otros equipos también será igual, y que lo usarán para «afinar la organización» del equipo y así asegurarse de «construir el mejor coche de la historia para la próxima era normativa». Palabras muy gruesas viniendo de un equipo que no gana una carrera desde 2012, aún bajo el nombre de Lotus F1 Team.

La temporada 2021, a la basura: ¿una buena estrategia?

Los problemas que se vieron en Bahréin, en la cita inaugural, se van a parchear pero no se van a resolver. Así se difiere de las palabras de Rossi, que sin embargo es consciente de que tendrán que poner parte de sus esfuerzos en que no sea un año ridículo para Esteban Ocon y Fernando Alonso.

El asturiano se ha hartado a decir que vuelve pensando únicamente en 2022, si bien la importancia de hacer un buen papel en 2021 es clave. No sólo desde el punto de vista deportivo, sino económico.

Renault acabó la temporada 2020 en quinta posición, lo que le granjeó unos ingresos de 97 millones de euros. Si hubieran logrado un puesto menos, esta cifra habría sido de 15 millones menos (AlphaTauri, 7º, recibió 77 millones, pero Renault tenía un bonus como equipo histórico de 5 millones fijos), lo que da buena muestra de la importancia de conseguir resultados.

Ni Alonso ni Ocon tendrán un coche de garantías para 2021, aunque las novedades de carrera a carrera y el propio devenir de cada GP les permita soñar con algún buen resultado e incluso algún podio. Quedan 22 carreras por disputarse (si se completa el calendario previsto) y Alpine ya ha tirado la toalla con este año. Se la juegan a una carta, y como no les salga bien, el ridículo puede ser antológico.

Más información: 20 MINUTOS.