Así está el calendario deportivo del verano, fecha a fecha.


Así está el calendario deportivo del verano, fecha a fecha.

El drama del coronavirus va dejando sitio a la normalidad en el mundo del deporte, adaptado en estos tiempos revueltos para poder celebrar sus eventos más importantes. Poco a poco se llena de actividad el calendario deportivo del verano, que tiene ya muchas citas confirmadas y otras que están a punto de hacerlo.

Golf (8 de junio).

Si nada cambia, el Charles Schwab Challenge dará inicio el próximo 8 de junio al PGA Tour. Un calendario mundial de golf que se ha visto muy golpeado por el coronavirus y que no tendrá este año una edición del Open Británico, cancelado definitivamente. En su lugar, el primer grande de la temporada llegará el 6 de agosto con la disputa del PGA Championship, que debía disputarse esta semana y que tuvo que ser trasladado por culpa del coronavirus. Le ocurrió lo mismo al USOpen, cuyo cambio de fechas lo llevará a mediados del mes de septiembre (del 17 al 20), solo unos días antes que la Ryder Cup.

El torneo entre Europa y Estados Unidos se celebrará, si nada cambia de aquí a entonces, del 22 al 27 de septiembre y la gran duda a estas alturas es si podrá hacerse o no con público. Para muchos jugadores, como el español Jon Rahm, hacerlo a puerta cerrada acabaría con la esencia del torneo, que esta vez debe disputarse en Estados Unidos.

El último grande que se ha visto trastocado es el Masters de Augusta, que por tercera vez en su historia entregará la chaqueta verde a su ganador fuera del mes de abril. Las nuevas fechas del torneo son del 9 al 15 de noviembre. El golf, como el tenis, tiene muy complicada su vuelta al ser un deporte global.

Tenis (Regreso previsto para el 13 de julio).

Cancelado hace semanas Wimbledon –que no se disputará hasta 2021–, el primer torneo que aparece en el calendario tenístico que aún no ha sido suspendido es el torneo de Hamburgo, previsto para el 13 de julio. Si todo va bien, ese sería el primer envite de los tenistas en este 2020 desde que estalló la crisis. Los primeros grandes eventos llegarían en agosto: la semana del 8 en Toronto y después en Cincinnati. Para el 31 de ese mes quedaría el inicio del US Open, el primer Grand Slam de la temporada, y solo siete días más tarde, Roland Garros. No habría transición esta vez entre el cemento de Nueva York y la tierra batida de París, lo que podría crear dificultades a los jugadores con menos experiencia en la superficie de ladrillo rojo. Para cerrar el año, y a expensas de lo que ocurra con las eliminatorias, quedará la fase final de la Copa Davis, de nuevo en Madrid, el 23 de noviembre. En cualquier caso, el circuito es muy pesimista y se intuye una cancelación total.

Fútbol (Liga española, 12 de junio).

No es fija, pero la fecha del 12 de junio parece ser la elegida para el regreso del fútbol en España. Hoy ya habrán vuelto a entrenar todos los equipos de LaLiga, que solo podrán realizar sesiones en pequeños grupos en aquellas ciudades que hayan entrado en la fase 1. Tras haber pasado los test, y con cinco infectados, todo parece seguir el plan ideado por la patronal. En cualquier caso, desde España se pone un ojo en las Bundesliga, la primera gran liga europea que volverá a partir del próximo sábado. Sus virtudes y fracasos se tomarán como ejemplo para que nada falle en la a puesta en escena de la Liga, a la que le quedan once jornadas para poder acabar el curso.

Baloncesto (Liga Endesa, 14 de junio).

Hoy se ponen en marcha los ocho equipos ACB que aún no lo habían hecho. Con esta vuelta a la actividad se enciende la cuenta atrás para la vuelta de la Liga Endesa, que lo hará en una fecha por determinar entre el 14 y el 21 de junio. Por delante, alrededor de un mes de pretemporada para que los jugadores retomen las sensaciones y que la patronal siente las bases del torneo que decidirá al campeón en una única sede que será elegida en las próximas dos semanas.

El 31 de mayo se anunciará la fecha definitiva de inicio, que muy posiblemente sea el 15 de junio. A partir de ese día, dos semanas de competición sin descanso, con dos grupos de seis equipos de los que saldrán los cuatro que lucharán finalmente por el título. Si la situación mejora lo suficiente como para permitir desplazamientos en el exterior, la Euroliga quiere poner en marcha su torneo a partir del 4 de julio. Los jugadores de los equipos españoles inmersos en esa competición llegarían en buena forma y con algunos días de descanso para afrontar la parte final de la competición europea con garantías. Lo que no se conoce es dónde se celebraría. Zagreb, Atenas y Salónica son las candidatas.

Fórmula 1 (5 de julio).

La Fórmula 1 se programa para volver en Austria el próximo 5 de julio. Lo haría con una doble carrera a disputar ese fin de semana y el siguiente, pero sin público en las gradas y con los equipos lejos de su opulencia habitual. Esa es la idea que maneja Liberty Media, la empresa que gestiona la F1 desde que se la compraran a Bernie Ecclestone en 2018. Sin apenas ingresos por derechos de TV, los equipos deberán dejar atrás los lujos propios de este campeonato. De hecho, se prevé que esta vuelta sea austera, sin los habituales motorhome –impresionantes instalacionesmóviles que cada escudería monta en los circuitos para agasajar a patrocinadores e invitados– ni pases VIP.

Un regreso a la F1 más pura, con los pilotos, los miembros de su equipo y de la organización como únicos testigos de lo que ocurra en el Red Bull Ring. Uno de los aspectos que se han tenido en cuenta a la hora de determinar esta fecha de regreso es el de no pisarse con el Mundial de MotoGP. De otra manera, sería un desastre, pues eso conllevaría un descenso inaceptable de las audiencias de televisión.

MotoGP (19 de julio).

La pasada semana se anunció que Jerez será el primer Gran Premio de la temporada de MotoGP, circuito en el que se celebrarán dos carreras entre el 19 y el 26 de julio. Esa es, al menos, la idea de Dorna, la empresa que gestiona el Mundial de motociclismo, que ha puesto esa propuesta sobre la mesa del Gobierno de España tras acordarlo con las autoridades locales. El Gran Premio se celebraría sin público en las gradas, algo que nunca ha ocurrido en los 34 años de historia de la cita más multitudinaria del campeonato. Mal menor en mitad de una pandemia que no permite relajaciones con los eventos multitudinarios.

Para que se pudiera celebrar ese inicio de Mundial de Moto GP, el Gobierno debería dar un permiso especial para la entrada en España de los deportistas extranjeros, los miembros de sus equipos y el staff de la organización, algo que no sería un problema.

Ciclismo (1 de agosto).

La clásica Strade Bianche dará el 1 de agosto el inicio al calendario ciclista, aunque no será hasta finales de ese mes cuando llegue el Tour de Francia, que se celebrará del 29 de agosto al 20 de septiembre. Aunque en un principio el gobierno galo había descartado cualquier tipo de evento deportivo en su territorio hasta el 1 de septiembre, el ejecutivo ha querido abrir un poco la mano para permitir al Tour comenzar ese sábado y cumplir así con las tres semanas habituales de competición.

Sí quedará recortada la Vuelta a España, que esta vez disputará solo 18 etapas para no alargarse mucho en el tiempo. La ronda española comenzará en el País Vasco el 20 de octubre y finalizará en Madrid el 8 de noviembre. La Vuelta se solapará unos días con el Giro de Italia, que está previsto entre el 3 y el 25 de octubre. Los equipos deberán medir mejor que nunca los esfuerzos de sus ciclistas y diseñar su temporada de la mejor manera, pues será difícil que muchos puedan correr el Tour y otra de las dos grandes, si acaso podrán hacer doblete con La Vuelta, nada más. Por último, el Mundial en ruta queda fijado para el 27 de septiembre.

Fútbol (Champions League 7 de agosto).

La UEFA ha querido dedicar esta primera parte del calendario futbolístico a las ligas nacionales, para abordar más adelante el posible final de las competiciones europeas una vez que la Eurocopa quedara aplazada a 2021. Para ello, el asunto sanitario debe mejorar mucho, pues no es lo mismo jugar los partidos en un mismo país que hacerlo en países diferentes. Por eso, el posible regreso de la Liga de Campeones está aún en el aire, ya que el cierre de fronteras dificulta su puesta en marcha. La UEFA quiere que se habiliten unas fechas en agosto para poder terminar los encuentros pendientes de la máxima competición continental. El primer día hábil sería el 7 de agosto, jornada en la que el Real Madrid se enfrentaría al Manchester City en el partido de vuelta de octavos de final (1-2 en la ida). Al día siguiente sería el Barça el que se jugaría su futuro europeo ante el Nápoles. Apartir de ahí, las eliminatorias se jugarían en la misma semana. La ida sería en martes y miércoles y el desenlace, viernes y sábado. La final sería el 29 de agosto en el estadio Ataturk (Estambul), el mismo que estaba previsto inicialmente.

Un poco antes que la Champions, el 2 de agosto, comenzarían los partidos pendientes de la Europa League, donde siguen vivos el Sevilla y el Getafe. La final sería el 27 de agosto en Gdansk (Polonia).

Más información: ABC.