Austria se impone a Ucrania para confirmar su primera clasificación a unos octavos de Eurocopa.


Austria se impone a Ucrania para confirmar su primera clasificación a unos octavos de Eurocopa.

Ucrania se quedó corto frente a una Austria que se confirmó como una de las selecciones más solventes de esta fase de grupos de la Eurocopa. Es la primera vez que el país austriaco llega a octavos de un torneo continental.

Un solitario gol de Christoph Baumgartner fue suficiente para darles la victoria y, de paso, la clasificación como segundos del grupo, si bien no lo tuvieron fácil. Aunque fueron netamente superiores, los de Shevchenko no se rindieron hasta los instantes finales. Un empate les habría complicado a ambos, pero no llegó. Ahora Ucrania tendrá que esperar a otros resultados para ver si puede pasar como uno de los mejores terceros.

Más necesitada que su rival porque requería la victoria para ser segunda, Austria irrumpió en escena como un vendaval. Primero por el flanco izquierdo de su capitán y próximo jugador del Real Madrid, David Alaba, y más tarde con las cabalgadas de Xaver Schlager, los de Foda apabullaron a una Ucrania inexistente.

Pronto tuvo recompensa la presión alta y los continuos robos de balón de los centroeuropeos, pues Christoph Baumgartner remató con los tacos un saque desde la esquina de Alaba para adelantar (0-1) a los de Foda y dejar al borde del abismo al grupo de Shevchenko en el que sería único tanto del duelo.

Ucrania reaccionó con un disparo de Shaparenko que desvió Bachmann, pero fue un espejismo de su travesía por el desierto. Su doble Y, Yaremchuk y Yarmolenko, artífices del triunfo ante la cenicienta Macedonia, estaban inéditos mientras Laimer, con una parábola, y el volcánico Arnautovic anduvieron más cerca de 0-2.

El polémico ariete del Shaghai, sancionado con un encuentro por un insulto al futbolista macedonio de origen albanés Ezgjan Alioski, desaprovechó una asistencia de Schoepf -relevo del goleador Baumgartner, conmocionado- en un contragolpe y una dejada de Sabitzer al borde del descanso para abrir una sangría casi insalvable para los ucranianos.

Ucrania fue otra en la segunda parte. Shevchenko cambió al desaparecido Malinovskyi por Viktor Tsygankov y el fútbol pareció voltearse hacia la meta de Bachmann. Lainer anduvo cerca de igualar con un remate de cabeza hacia su propia portería, aunque, de nuevo, resultó un canto al sol.

Austria mereció su pase y se enfrentará ante la poderosa Italia, el próximo sábado (21:00 horas) en Wembley, mientras que Ucrania se agarra al milagro para pasar de ronda como una de las mejores terceras de la Euro 2020.

Más información: 20 MINUTOS.