Benzema y Vinícius rescatan a un triste Real Madrid ante el Shakhtar.


Benzema y Vinícius rescatan a un triste Real Madrid ante el Shakhtar.

No fue un partido brillante del Real Madrid, que sigue sin encontrar buenas sensaciones cuando juega en el Santiago Bernabéu, pero al menos amarró una victoria que le deja a un paso de los octavos. El talento de Benzema y Vinícius de nuevo acudió al rescate, esta vez para tumbar a un Shakhtar que mereció más pero que adoleció de contundencia.

Ya sabía el conjunto blanco cómo se lo gastaban los ucranianos, que ya el año pasado ganaron en el Di Stéfano, y quizás por ello, y pese al 0-5 de hace dos semanas en Kiev, salió a morder al Shakhtar. Modric estuvo a punto de abrir el marcador al poco de comenzar, pero se encontró con una gran mano del meta Trubin.

Pese al dominio madridista, el Shakhtar no se arrugó y tuvo varias llegadas peligrosas que inquietaron a Courtois. Sin embargo, un error garrafal atrás le regaló el primero tanto al Madrid, que no desaprovechó el presente. Vinícius robó en el área y asistió a Benzema, que marcó a placer.

El choque entonces se convirtió en un combate de boxeo, con los dos equipos intercambiando golpes. Modric se topó de nuevo con una gran intervención de Trubin y Benzema lo intentó con un chut que se fue alto, pero los ucranianos no solo respondieron sino que lo hicieron con más fuerza. Tete lo intentó en un chut alto y Fernando, a bocajarro, marró un gol casi cantado. Sin embargo, el brasileño no iba a perdonar en la siguiente acción. Alan Patrick aprovechó que Alaba estaba demasiado solo y su cesión para Fernando acabó en el empate de los ucranianos.

Pudo haber sido peor para el Madrid, pues casi marca de nuevo Fernando. Courtois, con una mano providencial, lo evitó, pero el Bernabéu despidió con pitos a su equipo al paso por vestuarios.

En la segunda mitad, los madridistas nunca encontraron su lugar. Cedieron el balón al Shakhtar y eligieron replegarse para al menos frenar la sangría de ocasiones que estaban recibiendo. Los ucranianos, con menos espacios, se atascaron hasta que la calidad individual decidió. Una impresionante combinación entre Vinícius y Benzema acabó con el remate del galo para hacer el segundo tanto.

No merecían los de Ancelotti ir por delante, pero tampoco era ya eso importante. El conjunto blanco se replegó, se trabajó bien atrás y solo un disparo lejano de Stepanenko y otro de Sudakov llegaron a inquietar a Courtois. Los tres puntos se quedaban en el Bernabéu.

Más información: 20 MINUTOS.