Bilbao ‘pasa’ de una Eurocopa sin público y con España en San Mamés.


Bilbao ‘pasa’ de una Eurocopa sin público y con España en San Mamés.

La UEFA y la Real Federación Española de Fútbol siguen trabajando en los planes de la Eurocopa con una de sus sedes en Bilbao. Por eso, en febrero se abrirá en la capital vizcaína la oficina, con trabajo presencial, para la Euro. El mensaje desde Nyon no ha variado: todo depende de la pandemia y se hará todo el esfuerzo para mantener las 12 sedes y que se juegue con público. Sin embargo, a nadie le escapa que ese escenario es poco más que una quimera.

Desde la UEFA se ha contactado con todas las sedes para hacer una proyección antes de tomar una medida, algo que no irá más allá de marzo. Las respuestas de Bilbao no desprenden entusiasmo ninguno. La idea de que San Mamés sea la casa de España nunca fue atractiva para las cuatro partes que componen la base de la candidatura: ayuntamiento (la voz de más peso), Gobierno vasco, Diputación y Athletic. Pero había otro componente esencial: el tremendo impacto económico que podía tener para Bilbao acoger cuatro partidos (los tres de España y uno de octavos). Que Suecia cayera el grupo fue una bendición porque los suecos mueven con facilidad a miles y miles de seguidores. Y los polacos no se quedan cortos.

Ahora, con la pandemia obligando a jugar a puerta cerrada y con el turismo contra las cuerdas, de los dos aspectos solo quedaría el de que España juegue sus partidos en San Mamés. Los ingresos desaparecen y eso hace que las autoridades políticas se muestren poco receptivas para que Bilbao sea sede. Además, la devolución de entradas para los partidos en el campo del Athletic ha sido masiva, según se explica desde los círculos políticos de Bilbao.

La UEFA mantiene la hoja de ruta.

Mientras, la UEFA se prepara para que su torneo estrella se juegue. Lo logró con la Champions y con la Europa League y está segura de que con la Eurocopa se seguirá por el mismo camino. Se trabaja para mantener las 12 sedes, lo que no quiere decir que la UEFA no esté preparada para encontrar respuestas si la pandemia obliga. San Petersburgo, por ejemplo, asegura estar capacitada para cumplir todo lo que se necesita para jugar con seguridad. Rusia cuenta con la baza de haber sido la sede del último Mundial. Todo lo que desde Bilbao son largas, desde la antigua capital rusa son mensajes para que la UEFA cuente con ella.

«Soy optimista y creo que es muy probable que las cosas sean muy diferentes con respecto al virus a medida que nos acercamos al torneo», apunta Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA. «Es importante que les demos a las ciudades anfitrionas y a los gobiernos el mayor tiempo posible para formular una imagen precisa de lo que será posible en junio y julio», amplía el esloveno.

Y para Ceferin es casi una obsesión que haya aficionados: «Son una parte fundamental de lo que hace que el fútbol sea especial y eso es tan cierto en la Euro como en cualquier otro torneo. Debemos darnos el máximo espacio para permitir su regreso a los estadios».

Más información:  MARCA.