Cancelan el torneo de Washington y el US Open reafirma su intención de jugar.


Cancelan el torneo de Washington y el US Open reafirma su intención de jugar.

El torneo de tenis de Washington, que marcaba el regreso del circuito de élite masculino, de la ATP, ha sido cancelado por la pandemia del coronavirus, según han anunciado los organizadores. No así el US Open, que ha reafirmado este martes su intención de disputar su edición de este año.

Este torneo, de categoría ATP 500, iba a comenzar el próximo 13 de agosto, para reactivar a temporada desde que la competición se suspendiera el pasado 13 de marzo en la víspera del Masters 1.000 de Indian Wells.

El director del torneo, Mark Ein, ha indicado en un comunicado [en inglés] que los problemas externos sin resolverse, como las restricciones en los viajes internacionales, lo que unido a la situación del virus en Estados Unidos han llevado a tomar esta decisión, informa Efe.

«Sé lo duro que ha trabajado Mark Ein y su equipo para adaptarse a estas nuevas y cambiantes condiciones (…) Por desgracia, por el momento sigue habiendo enormes factores en juego que escapan a nuestro control» ha dicho en otro comunicado Andrea Gaudenzi, presidente de la ATP.

Con la suspensión del torneo de Washington se pone en duda también la disputa del Masters 1.000 de Cincinnati y del US Open, que iban a disputarse inmediatamente después en las instalaciones de Flushing Meadows, en una especie de burbuja parecida a la que la NBA ha diseñado para el final de la competición, explica la misma agencia.

«La ATP continúa trabajando en un calendario revisado para 2020 con una próxima actualización estimada para la próxima quincena», apunta la propia ATP, que hace un mes divulgó una primera programación siempre supeditada a la situación sanitaria global.

El US Open se disputará previsiblemente el 31 de agosto.

Por su parte, el US Open reafirmó este martes la intención de celebrar su edición de este año, pese a la cancelación del torneo de Washington, expresando su apoyo al torneo capitalino, y ha explicado que crearán un entorno «seguro y controlado» que mitigue los riesgos en los jugadores y en todas las personas implicadas en el torneo.

El US Open echará a rodar el 31 de agosto, disputándose antes, la semana del 22 el Masters 1.000 de Cincinnati en las mismas instalaciones. «Nuestras medidas han sido aprobadas por el estado de Nueva York y se adaptan a lo requerido por la ciudad de Nueva York y el Gobierno Federal», dijo el US Open en un comunicado.

Nueva York es el estado más afectado por la pandemia y acumula, hasta el momento, más de 400.000 casos de coronavirus y 30.000 muertes.

Más información: RTVE.