Chuso García Bragado se pondrá su último dorsal en Tokio 2020 con 50 años.


Chuso García Bragado se pondrá su último dorsal en Tokio 2020 con 50 años.

El legendario Chuso García Bragado se pondrá su último dorsal en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, donde competirá en la prueba de los 50 kilómetros marcha con 50 años. Esta será la octava y última participación olímpica de su dilatada carrera.

Bragado volvió a ser el mejor español en el Mundial de Doha 2019, donde se ganó el billete para Tokio 2020, y pondrá el broche a su trayectoria en la capital nipona.

«Mi decisión personal es poner punto y final a mi carrera deportiva en los Juegos Olímpicos. Y así lo afrontaré. Será la última vez que me ponga un dorsal», afirmó en una entrevista para el gabinete de prensa de los premios de la Ciudad de la Raqueta que recoge Europa Press.

García Bragado, será reconocido con el Premio María de Villota en la categoría de ‘Hazaña Deportiva’, reconoció que “cuando empecé a competir era el siglo pasado y ya estamos bien metidos en el siglo XXI. Todo ha cambiado mucho”.

Sobre la evolución del deporte admitió que «si en el año 92 hubiera sabido lo que sé ahora, otro gallo me hubiera cantado. En estos años, hemos entendido mejor conceptos como la fisiología del cuerpo en las carreras de resistencia. Por ejemplo, antes se entrenaba demasiado y, además, se entrenaba mal. Ahora los entrenamientos son más eficaces”.

“La marcha es un deporte agonístico que requiere mucho esfuerzo y superación personal. Hay que estar dispuesto a pasar un mal rato»

Con el fin de los próximos Juegos llegará el fin de su trayectoria profesional, aunque tiene claro que seguirá ligado al atletismo: «Proyectos no me van a faltar para seguir dedicándome a esto. Además, quiero dedicar más tiempo a mi profesión de podólogo».

El campeón del mundo en Sttutgart en 1993 y subcampeón de Berlín 2009 guarda como uno de sus mejores recuerdos el recibimiento de los deportistas españoles en la Villa Olímpica de Río 2016: “Aquel pasillo de mis compañeros fue toda una experiencia. Fue algo espontáneo. Me sentí halagado y honrado a la vez”.

De su deporte destaca el “esfuerzo y la superación personal” que conlleva, ya que “la marcha es un deporte agonístico que requiere mucho esfuerzo y superación personal. Hay que estar dispuesto a pasar un mal rato. Ahí está, en parte, la satisfacción de poder con tu propio esfuerzo, mejorar tus marcas, esa es la esencia del atletismo».

Más información: 20 Minutos.