Ciudad de Lucena – Sevilla: Óscar e Idrissi se suben al carro (0-3).


Ciudad de Lucena – Sevilla: Óscar e Idrissi se suben al carro (0-3).

El Sevilla FC inició su aventura en la Copa del Rey con un cómodo triunfo ante el Ciudad de Lucena en tierras cordobesas (0-3). Los de Lopetegui sellaron su pase con autoridad a la siguiente ronda del torneo del k.o. y aprovecharon la cita contra un rival de la Tercera división para dosificar, seguir instalados en la senda ganadora y, sobre todo, extender la confianza de este proyecto hacia más efectivos del plantel que harán falta, sin duda, en una larguísima temporada. En este sentido, varios de los futbolistas que participaron hoy en las rotaciones del técnico respondieron a la oportunidad del míster. Especialmente, Idrissi y Óscar, los más destacados del choque. Ambos exhibieron unas ganas tremendas de subirse al carro. El exmadridista abrió el marcador, De Jong hizo el segundo a pase de Idrissi y Jordán sentenció de penalti, cometido sobre Óscar. En la segunda parte hubo chance para Carlos Fernández y el joven Zarzana. Y hasta regresó Joris Gnagnon. Lopetegui premió su buen trabajo de las últimas semanas en los entrenamientos.

Como se esperaba, por la modesta entidad del adversario, el entrenador sevillista tiró de la segunda unidad y repartió minutos entre sus futbolistas menos habituales. Sólo repitieron tres hombres en el once (Bono, Aleix y Jordán) respecto al equipo que ganó al Getafe (0-1) en LaLiga. Pese a todo, el técnico vasco no invocó fantasmas; realizó poquitas concesiones en Córdoba. Salió a resolver cuanto antes. Aún debe tener fresco el batacazo en Miranda de Ebro del curso pasado. No se fía de su propia sombra. Mejor para el Sevilla FC.

Así, en el Municipal lucentino puso en liza un bloque bastante serio en el que mantuvo a su portero titular, Bono, e incluyó a hombres como el citado Jordán, Óliver Torres y De Jong, atando en corto la eliminatoria, armando bien al equipo en todas sus líneas. Sí llamó la atención la suplencia de Carlos Fernández. También la del guardameta Javi Díaz. No consiguieron ser titulares ni en esta primigenia ronda de la Copa. El delantero, al menos, jugó la segunda parte, cuando el pase del Sevilla ya estaba finiquitado gracias al 0-3 del intermedio.

La noche cordobesa tuvo poca historia. No se habían alcanzado los dos minutos de juego cuando el conjunto de Julen Lopetegui cobró ventaja en el marcador. Óscar, al que se le vio muy cómodo e incisivo en la posición de extremo derecho, adelantó al Sevilla con una finalización perfecta. Anda henchido de clase el canterano del Real Madrid. Recogió un balón largo, recortó a su par y con la otra pierna, la zurda, batió al guardameta del Lucena.

Golazo del Sevilla para marcar bien las diferencias con su oponente desde el comienzo. 400 espectadores pudieron disfrutar del partido en las gradas, si bien el cuadro hispalense aniquiló pronto el sueño de proeza de los aficionados cordobeses. Antes del cuarto de hora, llegó el segundo tanto de los visitantes, obra de Luuk de Jong después de una habilidosa acción del holandés Idrissi por banda izquierda. El ariete controló el pase de su compañero con gran frialdad dentro del área, le brindó un doble recorte a su marcador y fusiló a Adri Soto para ampliar la renta. 0-2 en un suspiro.

La verticalidad y el desborde de Idrissi fue otra de las agradables noticias de la cita copera. El ex del AZ se va amoldando al esquema y dando respuesta a Lopetegui. Tiene condiciones muy interesantes, de las que no anda sobrada precisamente la plantilla. Estrelló un balón en el poste que pudo significar su primer gol como sevillista. Justo antes del descanso, el otro hombre de banda, el omnipresente Óscar, fue objeto de penalti. Alberola Rojas estaba cerca, no lo dudó y señaló rápido la pena máxima. Jordán ejecutó con maestría el lanzamiento desde los doce pasos, engañando al cancerbero local y estableciendo el 0-3. La superioridad del Sevilla FC en el primer acto fue pasmosa.

La segunda parte, con todo decidido, cayó en picado en cuanto a ritmo. Normal. El Sevilla FC, con el billete copero en el bolsillo, redujo un par de marchas y comenzó a mirar de reojo su apretada recta final de año, que continúa este sábado ante el Real Valladolid en LaLiga, para después poner el broche con Valencia y Villarreal.

Lopetegui fue moviendo el banquillo y concediendo minutos a más hombres. Era el momento para ir metiendo en la rueda a gente como Carlos Fernández. Pero el de Castilleja de Guzmán, al que le sigue costando encontrar su sitio, no fue el único en saltar al césped. También fue un día especial para el joven Zarzana, que debutó con el primer equipo. Y no menos alegre para Joris Gnagnon. Después de mucho tiempo, el zaguero francés volvió a vestirse de corto con el Sevilla FC. Aún debe coger la mejor forma, pero dejó algún detalle para la esperanza. No dio el envite para mucho más. Jordán fue el que más cerca estuvo de hacer el cuarto con un gran lanzamiento de falta que desvió Adri. El Sevilla FC está en la siguiente ronda de la Copa.

Más información: ABC SEVILLA.