El Barça paga a una empresa que publica en redes a favor de Bartomeu y en contra de otros candidatos y exjugadores.


El Barça paga a una empresa que publica en redes a favor de Bartomeu y en contra de otros candidatos y exjugadores.

Nuevo escándalo en el FC Barcelona que, en la temporada en curso, está atravesando varias crisis extradeportivas. La última la ha revelado ‘La Llotja’, un podcast especializado en el Barça que emite SER Barcelona.

Según este espacio, el club azulgrana tiene contratada a una empresa, I3 Ventures, que se encarga de generar y medir opiniones en redes sociales a través de diferentes perfiles.

Según la investigación del citado programa, el Barça destina recursos económicos a lo que, a juzgar por los mensajes emitidos, es en gran parte una campaña para preservar la reputación de Bartomeu y el resto de la junta.

Ataques a Messi y Xavi, entre otros.
Algunos de estos mensajes han sido revelados por el equipo de ‘La Llotja’, como uno que se cuestiona por qué Leo Messi, máxima estrella y estandarte del club, no ha hecho pública aún su renovación con el FC Barcelona, y lo relaciona con unos intereses ocultos de Jaume Roures de desestabilizar a la directiva con la complicidad del crack argentino.

Otro de los mensajes ataca directamente a Xavi Hernández, a quien el FC Barcelona ofreció este pasado mes de enero el puesto de entrenador cuando el futuro de Valverde estaba ya decidido. El exjugador y leyenda azulgrana rechazó la oferta, emplazando al club a sentarse a hablar en otro momento: «La cara que se te queda cuando el tren del Barça pasa de largo por listillo», dice un meme difundido por otra de las cuentas de la empresa pagada por el Barça.

Los ataques emitidos desde las cuentas gestionadas por I3 Ventures se han dirigido a Messi, Antonela, Piqué, Guardiola, Xavi, Puyol, Laporta, Benedito, Jaume Roures, Víctor Font o Puigdemont i Junqueras.

Fuentes del club consultadas por el programa de la Cadena SER reconocen la existencia de estas cuentas pero las consideran necesarias para preservar la reputación del presidente y la marca. Niega haber ordenado los mensajes pero los considera parte de una guerra digital.

Más información: 20 MINUTOS.