El Betis logra una remontada épica ante el Celtic y la Real Sociedad se queda corta ante el PSV.


El Betis logra una remontada épica ante el Celtic y la Real Sociedad se queda corta ante el PSV.

El debut español en esta Europa League se saldó sin derrotas, pese a que en ambos casos empezaron perdiendo. El Betis logró darle la vuelta a un Celtic de Glasgow muy correoso, mientras que la Real Sociedad salió viva de su duelo ante el PSV Eindhoven, que le puso las cosas muy difíciles.

Noche de gloria en el Villamarín.

El Betis inició su participación en la Europa League con una remontada de época en el primer encuentro de la fase de grupos ante el Celtic de Glasgow. El duelo entre equipos verdiblancos comenzó con susto tempranero para los béticos, pues en una jugada asilada de los escoceses en el minuto 13 la zaga no pudo despejar un balón centrado que acabó metiendo Ajeti en la meta bética.

La tensión del gol, prolongada por la revisión de una posible mano, encendió la reacción de los locales que intensificaron el ataque exigiendo al portero del conjunto escocés, a la vez que descuidaban la faceta defensiva favoreciendo las contras de The Hoops. En una de ellas Ajeti se coló en solitario en el área y cayó derribado por un Claudio Bravo que erró en la salida. Juranovic convirtió el segundo desde los once metros.

Tras el segundo gol, un Betis abatido perdió el orden en el juego, algo que pudo provocar una brecha mayor en el electrónico. Sin embargo, entre embestidas del Celtic, el Betis comenzó fraguar una tímida reacción con ataques desordenados que poco a poco fueron ganando solidez, hasta que, tras un aviso de Montoya a Joe Hart con un disparo que repelió el poste, llegó el tanto de Juan Miranda en una jugada afortunada que el zaguero supo definir con calidad.

Con el 1-2 el once del Ingeniero cambió radicalmente, tanto, que en apenas dos minutos llegó el empate en una jugada que brotó de un pase preciso de Joaquín que dejó a Borja Iglesias frente al exguardameta del Manchester City, aunque el ‘Panda’ optó por el pase de la muerte a Juanmi que la embocó a placer.

A raíz del empate el conjunto sevillano se asentó en el campo y desplegó un mayor dominio que el rival hasta el descanso. En la segunda mitad, la ‘máquina’ de El Ingeniero mantuvo empuje de los minutos previos al fin de la primera parte y pronto comenzó el festín goleador. Primero Borja Iglesias a centro de Canales, y tres minutos después Juanmi, conectando un zurdazo certero al palo tras un rechace de la defensa ante el que Hart nada pudo hacer.

Tras subir el 4-2 al marcador en el minuto 53, el encuentro se estabilizó por primera vez con la pelota rodando más alejada de las porterías y el Betis dominando la posesión. La tregua entre escoceses y españoles, en la que el chileno aprovechó para agotar los cambios, se prolongó hasta los minutos finales del partido, cuando un Celtic con poca presencia en el juego recortó distancias con una falta lateral colgada al área. Con el gol el equipo escocés aprovechó para apretar ligeramente intentando lograr la igualada en el descuento, tanto que no llegó antes de que el pitido final confirmara la remontada heroica que da tres puntos de oro al Betis en su camino a octavos.

La Real Sociedad sale indemne de Eindhoven.

Por su parte, la Real Sociedad logró un trabajado empate en su visita al PSV Eindhoven después de una primera parte llena de errores, aunque también de oportunidades. El conjunto vasco fue de menos a más y acabó volteando el buen comienzo de los neerlandeses, liderados por la calidad de Mario Gotze.

El alemán fue el primero en avisar con un centro-chut, preludio de un disparo de Madueke -el mejor de los locales- y finalmente besó las redes a la media hora tras aprovechar un rechace en el corazón del área pequeña. El gol espoleó a una Real que había estrellado -minutos antes- un balón en el travesaño por mediación de Januzaj.

Los de Imanol Alguacil se crecieron pese a la desventaja y voltearon el marcador en apenas cinco minutos, del 34 al 39, en dos jugadas con protagonismo de Joseba Zaldua. El lateral derecho brindó en bandeja -primero a Januzaj- y después a Isak para colocar el 1-2 y desequilibrar el buen arranque de los locales.

Sin embargo, el equipo de Roger Schmidt espabiló tras el descanso y consiguió muy pronto el 2-2 tras una gran jugada de Gotze que culminó Gakpo al primer toque. Fue entonces cuando el partido se metió en una fase oscura, con más poder del PSV, pero sin cambios en el marcador. No fue hasta el tiempo de añadido cuando pudo modificarse la suerte de ambos.

Jordan Teze pegó en el palo en el 92 y la Real se quedó sin respiración, pero un minuto después tuvo el triunfo en botas de Mikel Oyarzabal, que desperdició un clarísimo mano a mano. No fue el día del eibarrés. Sin embargo, los donostiarras conduraron un empate más que positivo para su estreno en un difícil estadio y ante un comprometido rival.

Más información: 20 MINUTOS.