‘El fútbol que no nos quisieron contar’, el libro que pone el foco en el fútbol femenino.


‘El fútbol que no nos quisieron contar’, el libro que pone el foco en el fútbol femenino.

‘Femenino. El fútbol que no nos quisieron contar’ (LibroFútbol, 2021) es una obra que hace un recorrido por 16 países de cuatro continentes diferentes contando la evolución del fútbol femenino y dando voz a sus protagonistas. Sara Portillo e Inés Sánchez, sus autoras, dan voz a esa parte del fútbol que por unos motivos u otros ha sido ninguneada u ocultada.

Sara Portillo e Inés Sánchez se conocían de haber trabajado juntas en TimeJust, medio de comunicación digital donde ambas forjaron una bonita amistad. Por eso, cuando la editorial LibroFutbol contactó con Inés para proponerle escribir un libro sobre fútbol femenino, ésta lo primero que hizo fue recurrir a su compañeras de batallas para lidiar esta de manera conjunta. «Queríamos que el libro no fuera eurocentrista, con la dificultad que ello conlleva debido a la poca accesibilidad que hay a la información en determinados países. Queríamos conocer la evolución del fútbol femenino a nivel global, explicar cómo se ha ido gestando en cada sitio», cuenta Sara. «No queríamos que fuera un libro aburrido, académico y exclusivo para un público futbolero, sino que cualquier lector, le gustara o no el fútbol, pudiera empatizar con el libro, el fútbol femenino, las jugadoras y sus historias», subraya.

Crítica a la sociedad y a los medios de comunicación.

El título es una clara crítica a la sociedad y a los medios de comunicación que no han dado al fútbol femenino y sus protagonistas el valor que se habían ganado. «El fútbol femenino es un fútbol que ha existido siempre, pero del que se desconocía su existencia porque los medios no lo habían contado o lo ninguneaban consiguiendo invisibilizarlo», cuenta Sara, a quien se le ocurrió el título. «Es una crítica constructiva. Nosotras tampoco descubrimos el fútbol femenino hasta que alguien nos lo mostró y nos enganchó. Suena a tópico, pero lo que no se ve parece que no existe», continúa.

El análisis de Inés es parejo al de su compañera, incidiendo que su obra surge de la necesidad de contar la evolución del fútbol femenino del ninguneo hasta la emergente visibilidad actual. «Hemos crecido en una sociedad machista y queríamos dar valor a las mujeres que han apostado por lo que les gustaba enfrentándose a todo aquel que no les dejaba jugar a un deporte que estaba considerado para hombres», destaca. «También es una crítica a los medios de comunicación porque tenemos parte de culpa de esa nula visibilidad», subraya.

Sara desde Sevilla e Inés desde Barcelona, trabajaron mano a mano entre junio de 2019 y marzo de 2020 para dar vida a una obra que, a pesar de las 304 páginas, se devora por la intensidad de las historias que se cuentan. «Muchas tienen en común la lucha, el esfuerzo y las dificultades que han tenido que pasar, lidiando contra estereotipos, sexismo, homofobia o simplemente falta de recursos o referentes. Hay algunas historias, como las de Jade Boho, Pamela Tajonar o Maca Sánchez por poner algunos ejemplos, que me han marcado en el proceso de creación», asegura Sara. «Hemos hablado con muchas futbolistas, entrenadores, personas que rodean el fútbol femenino y siempre que hablas con las protagonistas siempre descubres historias que no han contado o que no habían querido contar. Ejemplos como los de Asisat Oshoala me parece todo un ejemplo de rebeldía y superación», destaca Inés.

Trabajo de investigación.

Cada autora se encargó de hacer scouting de ocho países y descubrir sus historias. «Queríamos cubrir algo más que la punta del iceberg. Preferimos profundizar en ocho países y en sus historias que en tocar más y pasarlos de puntillas. Es evidente que hay muchos países que no hemos tocado y quién sabe si podremos hacerlo en el futuro», asevera Sara. «Queríamos destacar que no importa del país del que hablemos, más o menos desarrollado, ya que las futbolistas comparten las mismas dificultades, las mismas trabas, el mismo machismo. Que las mujeres hemos estado relegadas a un segundo plano en el mundo del fútbol es algo pluricultural», denuncia Inés.

El trabajo de investigación y los testimonios recibidos dotan a Sara e Inés de una visión global de la evolución del fútbol femenino a nivel mundial. «Creo que el fútbol femenino goza de buena salud y en una salud al alza. Tiene un futuro prometedor porque se está trabajando mucho y bien desde la base. Tenía miedo que la pandemia frenara el progreso que estaba teniendo en los últimos años, pero se ha conseguido fidelizar al público que ya estaba y lograr nuevas audiencias», explica Sara. «Aún queda mucho por trabajar. Aquí en España ya es profesional por ley, pero aún deben mejorar ciertas condiciones de las futbolistas: seguridad por embarazo, por lesión, mejora de salarios, producción audiovisual…», relata Inés.

Más información: MARCA.