El gigante fracasa de nuevo: China dirá adiós al Mundial.


El gigante fracasa de nuevo: China dirá adiós al Mundial.

La derrota de China en Japón (2-0) les dejó sin opciones reales de clasificarse para el Mundial de Qatar, sin duda otro varapalo para el país más poblado del mundo en su intento por crecer y acercarse a los mejores en el deporte rey. Los 1.500 millones de habitantes chinos siguen siendo insuficientes para que la selección resulte competitiva. De hecho, en casi 100 años de historia de los Mundiales sólo una vez ha estado presente la selección china: en 2006.

Los intentos de la federación y del propio gobierno por mejorar el fútbol en el país han sido insuficientes. Lo que comenzó como un proyecto a largo plazo de la Superliga con fichajes de estrellas europeas por grandes sumas de dinero acabó explotando la burbuja y tampoco hizo progresar al futbolista nacional tal y como se pensaba.

Además, el gobierno obligó a que el fútbol fuera una asignatura obligatoria en los colegios, pero eso tampoco ha hecho que hayan surgido demasiados talentos. Ni siquiera la llegada de técnicos extranjeros como Lippi o Cannavaro en su momento han servido para revitalizar a un conjunto chino carente de muchos conceptos.

La última y definitiva apuesta fue optar por los nacionalizados por primera vez en la historia. Tampoco sirvió. Los Brewning, Elkeson o Alan no aportaron todo lo que se esperaba, además de abrir un debate sobre si la nacionalización era necesaria o alteraba la identidad histórica de un equipo que no se benefició en exceso de ello. Sea como fuere, la derrota en Japón deja a los chinos sin Mundial y acerca mucho a los nipones.

Más información: AS.