El Real Madrid y Svava hacen historia como el fichaje más caro del fútbol femenino español.


El Real Madrid y Svava hacen historia como el fichaje más caro del fútbol femenino español.

No ha sido un fichaje más. La llegada de Sofie Svava al Real Madrid está marcada por una cifra que hacen que su traspaso pueda ser histórico para el fútbol femenino español. Y es que, según ha podido saber AS, la operación rondaría los 80.000 euros. Una cantidad que supera los 60.000 euros que habría pagado el Betis al Atlético por el fichaje de Ángela Sosa, que hasta ahora era el traspaso más caro de la historia del fútbol femenino español. O, al menos, el que más valor ha tenido de entre todas las cifras que han trascendido sin que sea oficial por ningún club.

Antes, la marca más alta se registró en el traspaso de Mapi León del Atlético al Barcelona por 50.000 euros, que fue también el primero por el que se pagó en el fútbol femenino español. También se pagó una cantidad inusual en el fútbol femenino español, donde es habitual que los fichajes sean a coste cero, en la llegada de Anna Torrodá al Valencia, que pagó la cláusula de compensación de 20.000 euros al Espanyol. En el aire queda el caso de Maite Oroz, con 250 euros de cláusula de compensación, que fichó hace dos años por el Real Madrid procedente del Athletic sin que se hiciera oficial el pago de dicha cantidad.

El Wolfsburgo pagó unos 55.000 euros por Svava hace un año.

Hay que señalar también que el fichaje más caro del fútbol femenino fue el de Pernille Harder por el Chelsea, que pagó 350.000 euros al Wolfsburgo por hacerse con los servicios de la atacante danesa. Ahora, una compatriota de la estrella del Chelsea, Sofie Svava, llega a la Liga española para convertirse en el traspaso de más valor que se conozca por el momento.

Asimismo, la cifra de unos 80.000 euros confirmada por AS desmentiría los números publicados en los últimos días en la prensa alemana, que apuntaba que la operación giraba en torno a los 200.000 euros. Cabe recordar que el Wolfsburgo pagó hace un año por ella unos 55.000 euros al Rosengard, club en el que empezó a brillar como una de las promesas del fútbol femenino europeo.

La lateral o extremo zurda no ha conseguido tener la continuidad esperada en el club alemán, donde ha jugado 24 partidos, siendo sólo en 9 de ellos titular. Ahora llega al Real Madrid con ganas de explotar su talentom reforzando el lateral izquierdo del equipo dirigido por Alberto Toril. Por lo pronto, su periplo como madridista ha arrancado con muy buen pie, con un fichaje que luce como histórico en esta categoría.

Más información: AS.