El Sevilla frena en seco al Betis en el Pizjuán y mantiene su persecución al Real Madrid.


El Sevilla frena en seco al Betis en el Pizjuán y mantiene su persecución al Real Madrid.

El Sevilla maniató al Real Betis en el ‘Gran Derbi’ (2-1) y permitió al conjunto nervionense hacerse con tres puntos clave para mantenerse al acecho del Real Madrid en LaLiga. El Betis lo intentó hasta el final, pero no pudo igualar un resultado con el que se ponen a ocho puntos de la segunda plaza, y no les favorece en su objetivo de clasificar para la Champions League .

El factor campo fue la clave de un arranque en el que el Sevilla ofreció un vendaval de fútbol. Con presión alta, rápido ritmo de juego y una solidez defensiva asfixiante para el centro del campo de los verdiblancos, los de Lopetegui monopolizaron el balón y las ocasiones en los primeros 10 minutos. En ese período la tuvieron en sus pies Navas, con un disparo poco preciso, y después el Papu con dos disparos cargados de peligro achicados por la defensa.

Tal y como se podía esperar de un partido de este calibre, y teniendo en cuenta los antecedentes del derbi copero, cada cruce era una batalla en la que aumentaba la temperatura. Ello, junto con la presión de una grada completamente volcada, terminó derivando en una primera tangana colectiva– con la que los visitantes trataron de enfriar el ritmo–, y que costó la amarilla a los dos protagonistas, Jordán y Canales.

El Betis apenas era capaz de superar la medular con el balón en su dominio, y en las pocas ocasiones en las que lo lograba no era capaz de intimidar a Bono. Poco tardaron los locales en traducir su dominio en el primer gol, que partió de una jugada iniciada en campo propio por uno de los grandes protagonistas del partido, el ‘Tecatito’ Corona. Primero se deshizo de Álex Moreno con un mágico autopase elevado, y luego mandó un balón teledirigido a los pies de En-Nesyri. No fue bueno el control del marroquí, pero un error de Bartra lo dejó solo ante Bravo, quien en su salida arrolló al delantero cometiendo un penalti finalmente convertido por Rakitic.

Tras el primer golpe, el Betis trató de dar un paso adelante, pero el buen hace del Sevilla en las transiciones defensivas cortaba cualquier conexión del rival con Fekir y Canales, los dos cerebros de la zona de creación bética.

A los problemas de los visitantes pronto se unió el de la baja de Fekir, que tuvo que aguantar mermado hasta el descanso por una entrada muy arriesgada de Acuña. Con esto, el Ingeniero veía como su equipo, frágil en defensa, era bombardeado por el eterno rival. Fue a falta de cinco minutos para el descanso cuando Munir –sustituto del lesionado Papu– capturó un balón llovido lanzado por Bono desde su propia meta, logró zafarse de la zaga, y embocar el segundo con un disparo ante el que Bravo pudo hacer más.

El inicio de la segunda parte quedó marcada por los relevos.El Betis dio entrada a Joaquín y a Ruibal, en sustitución de Fekir y Carvalho. Por contra, el Sevilla introdujo a Gudelj por un Diego Carlos que no aguantó más tras forzar para jugar. En este segundo asalto, se observó a un Betis más sólido y sin miedo a arriesgar para proyectar su juego hacia el área rival.

Con un empuje similar al de los locales en la primera mitad, los verdiblancos gozaron de varias ocasiones para recortar la distancia en el electrónico. La más clara sería de Tello, tras las erráticas intentonas de Borja, Aitor y Bartra, con un disparo desde la frontal repelido por Bono con una gran estirada a mano cambiada.

Con el Sevilla dedicado a esperar y tratar de aprovechar la contra, algo que casi hace el Tecatito con un disparo que se marchó besando el lateral de la red, el Betis luchaba contra el cronómetro sin fortuna. El partido pudo dar un giro en el 80’, pero perdonó Álex Moreno un remate franco a centro de Bellerín en el que parecieron esfumarse todas las opciones. Lo intentó el Betis hasta el final, logrando el 2-1 en minuto 94 con una falta ejecutada a la perfección por Canales, que de poco sirvió a falta de un minuto para el pitido final.

Más información: 20 MINUTOS.