El Sevilla se abona al empate en un espeso partido ante el Lille.


El Sevilla se abona al empate en un espeso partido ante el Lille.

El Sevilla FC sigue sin saber lo que es ganar en esta Champions League pero, de momento, le sirve. Ante el Lille adoleció los mismos problemas que ya se vieron en los duelos ante Wolfsburgo y Salzburgo: le falta pólvora arriba. Sin embargo, de uno en uno, se mantienen invictos.

El conjunto de Julen Lopetegui arrancó algo espeso y los franceses lo aprovecharon para marcar territorio y plantarse en el área de Bono, sin mucho peligro pero las primeras ocasiones claras fueron sevillistas. Primero Suso, con un buen disparo a puerta que sacó Grbic como pudo, y sobre todo Diego Carlos y Rafa Mir después con una doble oportunidad marrada.

El Lille, sin embargo, salió valiente y tuvo que aparecer Bono en modo ‘héroe’. Renato Sanches, de largo el más peligroso del conjunto de Gourvennec, para dejar una clase maestra de reflejos. Fue un espejismo: dos de Ocampos acallaron a los ruidosos fans franceses, que se encargaron de cubrir el ambiente de un espeso humo de bengalas que poco a poco se fue disipando conforme los españoles ganaban protagonismo.

Como ocurrió en los otros dos partidos de esta fase de grupos, el asedio no se tradujo en el marcador antes del descanso, y empezaron a aparecerse fantasmas bien conocidos en el vestuario nervionense.

La segunda parte fue más espesa. Mucho más. Prueba de ello es que el primer disparo entre los tres palos del Sevilla (la presunta chilena de Ocampos nada más volver del vestuario no cuenta) no llegó hasta el minuto 81, cuando Lamela probó con un dócil chut.

Los cambios del banquillo no dieron mucho resultado, hasta el punto de que al borde del minuto 90 tuvo que ser Rakitic (autor de los dos únicos goles que lleva el Sevilla en esta Champions) el que probase con una falta desde la frontal que se estrelló con la barrera.

El resultado no es ilusionante, pero es más que suficiente. La victoria del Salzburgo 3-1 al Wolfsburgo permite a los españoles situarse segundos, con lo que sus opciones para seguir a octavos siguen bien pavimentadas.

Más información: 20 MINUTOS.