El Tour 2022 recupera clásicos como Hautacam, pavé y dos cronos.


El Tour 2022 recupera clásicos como Hautacam, pavé y dos cronos.

Los Alpes, los Vosgos y los Pirineos serán claves en un nuevo Tour de Francia que empezará con una contrarreloj inicial, que tardará en llegar a esa deseada montaña pero con paso previo por una etapa de pavé que promete mucho, y que recupera activos como el Col de Granon o el alto de Hautacam.

El Palacio de Congresos de París acogió este jueves la presentación del recorrido del Tour 2022, bajo la atenta mirada de su vigente campeón, el esloveno Tadej Pogacar, así como del poseedor del récord conjunto de más victorias de etapa, el británico Mark Cavendish, y el dos veces campeón del mundo y anfitrión Julian Alaphilippe.

El Tour 2022 recupera clásicos como Hautacam, pavé y dos cronosEl Tour 2022 recupera clásicos como Hautacam, pavé y dos cronos20M EP
Los Alpes, los Vosgos y los Pirineos serán claves en un nuevo Tour de Francia que empezará con una contrarreloj inicial, que tardará en llegar a esa deseada montaña pero con paso previo por una etapa de pavé que promete mucho, y que recupera activos como el Col de Granon o el alto de Hautacam.

El Palacio de Congresos de París acogió este jueves la presentación del recorrido del Tour 2022, bajo la atenta mirada de su vigente campeón, el esloveno Tadej Pogacar, así como del poseedor del récord conjunto de más victorias de etapa, el británico Mark Cavendish, y el dos veces campeón del mundo y anfitrión Julian Alaphilippe.

El director general del Tour de Francia, Christian Prudhomme, destacó la gran salida desde la capital danesa, y explicó el detalle de las 21 etapas que, como nota destacada, resumió que permitirán atacar «en todos los frentes», sea en etapas de alta montaña, en pequeñas cotas, el pavé o en las cronos.

«Nunca antes el Tour había empezado tan al norte, Copenhague será la salida más septentrional, y junto a Dinamarca sumaremos un nuevo país a la lista de países presentes en la historia del Tour. Esperamos encontrar nuevos aficionados y difundir el Tour y Francia allí», comentó sobre la ‘Gran Départ’ de 2022. «La ciudad más acogedora para las bicicletas se encontrará con la mejor carrera ciclista del mundo», resumió.

En esa salida en Copenhague y las tres etapas en Dinamarca, el pelotón afrontará una contrarreloj inicial y dos etapas de posible viento, en la que destaca el paso por el enorme puente del Gran Belt, que une las dos islas más grandes del país escandinavo, en la segunda jornada.

Ya en Francia, y con una jornada de descanso y traslado, destaca la presencia de ese pavé en la etapa 5, con once tramos de adoquín en los últimos 75 kilómetros, de entre 1,3 y 2,8 kilómetros cada uno hasta un total de 19,4 kilómetros de pavé. Una etapa entre Lille y Wallers-Arenberg que rememorará a la histórica Paris-Roubaix.

En la sexta etapa, entre Binche y Longwy, habrá un muro de 800 metros al 12,3 por ciento de media antes de la llegada, hacia arriba, en una jornada que puede mover más aún la general, sobre todo en función de lo que dicten los adoquines previos.

Llega la montaña en la séptima etapa, con un clásico del Tour como es Belles Filles, en esta ocasión en su versión de La Super Planche des Belles Filles con 7 kilómetros de subida al 8,7 por ciento de pendiente media, en una etapa de 176 kilómetros.

En sus visitas a otros países, la octava etapa será ‘olímpica’ al llegar a Lausanne (Suiza) y pasar por la sede del Comité Olímpico Internacional (COI), con un final tramposo y rampas inesperadas. Todavía en Suiza, la etapa 9 tendrá varios colosos en más de 3.600 metros de desnivel acumulado, y el Pas de Morgins cerca de la meta.

Tras otro descanso, llegarán etapas de alto montaña con finales en alto en Megeve, primero, y en el Col du Granon tras pasar por el Télégraphe y el Galibier. Etapa, la 11, para marcar en rojo. Y más todavía la etapa 12, en la que repite el Galibier y se coronará el histórico Alpe d’Huez y sus 21 curvas marca de la casa.

Después de etapas que brindarán oportunidades a velocistas y caza-etapas desde la fuga, llegarán los Pirineos. En la etapa 17, por ejemplo, se subirán el Col d’Aspin, la Hourquette d’Ancizan, el Col de Val Louron-Azet y se terminará en lo alto de la estación de esquí de Peyragudes, con 8 kilómetros al 7,8 por ciento.

Una bonita etapa que dará lugar a la número 18 del Tour 2022, de nuevo pensada para una batalla por el nuevo maillot amarillo confeccionado por Santini. El Col d’Aubisque (16,4 kilómetros al 7,1 por ciento) y el Col de Spandelles harán calentar las piernas para la subida a Hautacam, que pone de vuelta sus 13,6 kilómetros al 7,8 por ciento.

Como en las dos últimas ediciones de 2020 y 2021, la general quedará sentenciada en la etapa 20 y en forma de contrarreloj individual. Esta vez, de 40 kilómetros interminables entre Lacapelle Marival y la bella Rocamadour, población encastada en un muro y con dos cotas en su entorno; la Cote de Magès (1,6 kilómetros al 4,7 por ciento) y la Cote de l’Hospitalet (1,5 kilómetros al 7 por ciento).

Y para terminar, la fiesta final en París y en sus Campos Elíseos en la etapa 21, donde se pondrá pie a tierra en los festejos finales, después de un Tour de Francia 2022 con 3.328 kilómetros recorridos, con 6 etapas de montaña y 5 finales en alto, con 29 puertos de 2ª, 1ª y HC que dará protagonismo, además, a esos adoquines y recupera dos cronos, una inicial y otra ‘final’ justo antes de llegar a París.

Más información: 20 MINUTOS.