El turbio asunto en el fútbol femenino francés: una agresión, sicarios y ataque directo a las piernas.


El turbio asunto en el fútbol femenino francés: una agresión, sicarios y ataque directo a las piernas.

Un escándalo más que turbio ha sacudido al fútbol femenino francés después de que una jugadora del Paris Saint-Germain, Aminata Diallo, fuera detenida este miércoles por haber, presuntamente, pagado a unos sicarios para que atacaran a una de sus compañeras de equipo, la exazulgrana Kheira Hamraoui, que está lesionada después de haber sido agredida el pasado jueves por la noche.

Hamraui fue agredida por dos hombres enmascarados que le golpearon las piernas con una barra de hierro, motivo por el que no pudo disputar este martes por la noche el encuentro de la fase de grupos de la Champions de su equipo contra el Real Madrid en París, en el que el equipo galo se impuso por un rotundo 4-0.

La noche de la agresión, tras una cena organizada por el Paris Saint-Germain, Kheira Hamraui volvía a casa en un automóvil conducido por Aminata Diallo y en el que también estaba otra jugadora del conjunto parisino. Los enmascarados abrieron una puerta del vehículo, sacaron a la jugadora franco-marroquí por la fuerza y la golpearon antes de huir. La agredida sufrió varios puntos de sutura en piernas y manos.

El diario deportivo L’Equipe avanza que los investigadores interrogan a Diallo sobre la posibilidad de que contratara a los dos sicarios para lesionar a Hamraui y así hacerse con su puesto titular en el PSG y consolidarse en la selección francesa, ya que ambas ocupan posiciones similares en el campo como centrocampistas defensivas. De hecho, Diallo fue convocada para sustituir a Hamraui –sufrió entonces una lesión leve) en dos encuentros de clasificación para el Mundial 2023 disputados por Francia a finales del pasado mes de octubre.

La hipótesis cobra fuerza por el hecho de que los dos atacantes no intentaron robar ni a Kheira Hamraui ni a las otras dos jugadoras y solo la atacaron a ella a la altura de las piernas.

L’Equipe añade que, tras la agresión, el Paris Saint-Germain ha contratado los servicios de una empresa de seguridad privada para proteger a sus jugadoras. El club parisino emitió ayer un comunicado en el que condenó la agresión y señaló que colabora con la Policía Judicial de la Fiscalía de Versalles, que es la que se ocupa del caso, y afirmó que ya ha tomado «todas las disposiciones necesarias» para garantizar la seguridad de sus jugadoras.

Hamraui, de 31 años e internacional gala en 36 ocasiones, volvió al PSG esta temporada tras pasar por el Lyon y jugar tres temporadas en el FC Barcelona. Por su parte, Diallo, de 26 años y también internacional francesa (siete veces), estuvo cedida la pasada campaña en el Atlético de Madrid.

Más información: 20 MINUTOS.