Escándalo en el campeonato de España de atletismo: le borran un salto válido a María Vicente y se queda sin título.


Escándalo en el campeonato de España de atletismo: le borran un salto válido a María Vicente y se queda sin título.

Los campeonatos de España de Gallur podrían haber acabado mucho mejor para María Vicente, de no haberse producido una de las mayores injusticias vistas en la época reciente del atletismo.

La catalana vio cómo le arrebataban un salto válido en la prueba de longitud, con lo que a la postre se quedó sin un oro que habría sido el segundo en estos nacionales después del conseguido en la primera jornada cuando se proclamó campeona de España de pentatlón, con 4501 puntos, que es récord nacional.

La joven, que cumplirá 20 años en marzo, estaba notablemente frustrada al final de la ronda, ya que su mejor salto medido fue un insuficiente 6,24 y cuatro nulos. La precipitación del responsable del rastrillo le arrebató la posibilidad de pelear con Diame, que revalidó su condición de campeona de España y ya tiene cuatro en su palmarés.

«No hay explicación», señalaba Vicente a los micrófonos de Teledeporte, notablemente enfadada. «La jueza que estaba en la tabla de batida me ha dicho que ella lo ha visto válido, hasta ha levantado la bandera blanca, pero en el foso no entiendo ni cómo, ni cuándo ni por qué han entendido que era nulo, lo han borrado y a la que he ido a mirar, no había nada que hacer», señalaba, antes de romper a llorar de la frustración.

La sensación de que el salto era muy bueno es lo que más enfado le generaba a Vicente, una de las más firmes realidades del atletismo español. «Ya dejando de lado la medalla de oro, plata o bronce. Yo venía con la intención de hacerlo lo mejor posible y el hecho de que me ha sacado de la competición, hemos hecho los tres primeros y me he dicho: ‘Déjalo María, en combinada sólo tienes tres saltos, vuelve a empezar y todo irá bien’. Pero no, el primero estaba lejos, el segundo era nulo por nada y era un salto largo para luchar por todo con ‘Fati’. Estaba supermentalizada para el último, que de repente, sin avisar, supongo que por reglamento que yo no estoy acostumbrada a hacer pruebas individuales, me ha desconcentrado mucho que cambiaran el orden del último salto y ya no había nada que hacer. No esto así por la medalla, sino porque al final esperaba mucho del campeonato», sollozaba la atleta.

Más información: 20 MINUTOS.