España exporta su talento.


España exporta su talento.

Hace no tanto ver a una española jugando en una liga extranjera era raro. Casos contados de jugadoras con gran nivel que querían competir en ligas más fuertes como Vero Boquete, Vicky Losada o Natalia Pablos les llevó a buscar mejores condiciones lejos de su país. La mejoría de la Primera Iberdrola, de las condiciones de las jugadoras y la competitividad de la lista española hizo que pocas se fueran para mejorar. Sin embargo, la llegada de la famosa cláusula de compensación y el escaparate en el que se ha convertido la competición española ha provocado que este verano sean ya varias las jugadoras en irse de España.

La última en salir ha sido Brenda Pérez. Tras desvincularse del Espanyol, donde ha jugado los últimos cinco años, ha recalado en el Sporting de Portugal. Vivirá en el país vecino, en Lisboa, donde ya hay otra española. Pauleta se fue hace año para buscar una oportunidad y se ha convertido en uno de los referentes del Benfica. Esta temporada ambas se enfrentarán en el derbi portugués.

Hasta Dinamarca se fue Samara Ortiz. La lateral ex del Real Madrid abandona la capital y a su hermana Malena para empezar una nueva aventura en el Brondy; cerca ya estaba Rosita Herreros, en el Umea de Suecia. Este verano también ha hecho las maletas para fichar por otro equipo europeo Vicky Losada. La catalana ya se fue en su día al Arsenal, ahora, sin minutos en el Barcelona, inicia una nueva etapa en el Manchester City. Hasta Inglaterra también se fue el pasado verano Ona Batlle. La ex del Levante tenía una cláusula de compensación imposible y tuvo que salir del país para poder cambiar de aires. La lateral internacional acabó en el Manchester United. Con ella a la isla británica se fue Dámaris Egurrola, en la misma tesitura. Sin embargo, la jugadora nacida en Estados Unidos aunque de nacionalidad española cambió de país en el mercado invernal tras despuntar en el Everton y fichó nada menos que por el todopoderoso Olympique de Lyon. Sin duda uno de los equipos más fuertes del planeta donde también está Lola Gallardo, que desembarcó el pasado curso aunque su futuro es incierto. Esta temporada, en Francia, ambas se encontrarán con María Díaz Cirauqui que ha fichado por el Fleury 91.

Italia, hasta siete jugadoras.

En Italia es donde más representantes españolas encontramos de momento. A Vero Boquete (Milan), Adriana Martín (Lazio) y Paloma Lázaro (Roma) se han unido Sara Tui y Yolanda Aguirre en el Nápoles, Laia Codina al Milan y Maca Portalas en el Inter de Milan. Un salto importante en la Serie A que está en pleno crecimiento.

Otra que también ha hecho las maletas este mismo verano ha sido Jade Boho. La delantera ha fichado por el Servette suizo donde se encontrará con Marta Peiró y Paula Serrano. En Países Bajos también hay una representante española, Gio Carreras que el pasado curso fichó por el PSV.

Ya, al otro lado del charco, nos encontramos con cuatro jugadoras españolas más. Celia Jiménez, ya una habitual en la NWSL, seguirá un curso más en el OL Reign tras pasar por países como Australia, Suecia o Francia. En México están Bea Parra y Marta Penarnau que han fichado por el Atlético de San Luis y Stefany Ferrer que está en el Tigres.

También se exporta para los banquillos.

Toña Is se fue el pasado curso a México donde dirige al Pachuca tras pasar por las categorías inferiores de España donde fue campeona del Mundo con la Sub-17. Además de la asturiana, este mismo verano se fue María Pry al Santiago Morning de Chile. Además, Pedro Martínez Losa se ha convertido en el seleccionador de Escocia tras hacer carrera en Inglaterra, Estados Unidos y Francia. A ellos hay que sumar Pilar Hueso, nueva readaptadora de la Juventus femenina. Una legión de españolas por el mundo que sigue creciendo…

Más información: AS.