España gana a Noruega y las ‘Guerreras’ jugarán su primera final de un Mundial de balonmano femenino.


España gana a Noruega y las ‘Guerreras’ jugarán su primera final de un Mundial de balonmano femenino.

La selección española femenina de balonmano ha roto su techo en un Mundial y jugará su primera final. Las Guerreras ganaron XX-XX a la potentísima Noruega, en un encuentro en el que la portera Silvia Navarro fue la gran heroína de las de Carlos Viver.

El partido se decidió en los minutos finales. Con un resultado de 13-13 al descanso, las españolas no pudieron atar el partido hasta la segunda mitad. Aunque llegaron a tener un parcial de 6-10 a favor como renta máxima, Oftedal, Herrem y Skogrand pusieron en apuros a las españolas.

La charla en el descanso dio sus frutos. Con una Almudena Rodríguez especialmente acertada de cara a portería y una Alicia Fernández que no le fue a la zaga, las Guerreras tiraron de talento y calma en los momentos críticos, mientras el Park Dome de Kumamoto se volvía loco ante el gran duelo que estaban protagonizando.

La estelar actuación de Navarro bajo palos acabó por desquiciar a las nórdicas, especialmente en los últimos minutos cuando los fantasmas de lo ocurrido con Suecia empezaban a sobrevolar la mente de las presentes.

En el último tiempo muerto pedido por Viver se decidió todo. España estaba a nada de jugar su primera final y no podían despistarse. Shandy Barbosa se echó a un lado para dejar más protagonismo a sus compañeras, si bien apareció en los momentos de mayor dudas cuando apenas restaba poco más de un minuto, cuando los nervios estaban intentando salirse por la boca de todas las que estaban en el banquillo.

El gol de Ainhoa Hernández, puños en alto, confirmó el 22-28 final, por el que España buscará su primer oro Mundial en balonmano femenino. Su rival será la selección de los Países Bajos, que dio la sorpresa al ganar a Rusia, la vigente campeona olímpica.

Más información: 20 MINUTOS.