España-Italia: la historia de un duelo centenario por una plaza en la final de la Liga de Naciones de la UEFA.


España-Italia: la historia de un duelo centenario por una plaza en la final de la Liga de Naciones de la UEFA.

España se enfrenta este miércoles (20.45 horas) a la reciente campeona de Europa, la temible Italia de Mancini, por un puesto en la segunda final de la historia de Liga de las Naciones de la UEFA.

El encuentro se disputará sobre el verde de San Siro, donde la selección Azzurra no ha perdido en sus últimos 93 años de historia. Además, el rival de la selección española llega en racha, con 37 partidos seguidos sin perder (superando el récord que la Roja fijó en 35), a la reedición del partido de semifinales de la Eurocopa 2020, el último episodio de un choque entre países vecinos que está repleto de historia.

La rivalidad España-Italia en datos .

Las selecciones que actualmente dirigen Luis Enrique y Roberto Mancini se han enfrentado en 38 ocasiones tras las que se mantiene la igualdad con un bagaje de 11 victorias para cada una y 16 empates.

En los enfrentamientos en suelo italiano la balanza se inclina a favor de los locales, pues España nunca ha conseguido el triunfo allí en partido oficial, aunque sí en dos amistosos en 1930 y hace 50 años, en 1971.

Los italianos no pierden como locales desde que cayeron contra Dinamarca en 1999 y España buscará batirlos en una sede en la que se sienten cómodos, en la ciudad de Milán, donde españoles e italianos se han enfrentado en tres ocasiones que se saldaron con dos empates a cero y una goleada italiana por 4-0 en 1942.

La historia reciente sonríe a España.

El enfrentamiento más reciente entre ambas selecciones fue hace exactamente tres meses, el 6 de Julio de 2020 en las semifinales de la máxima competición europea de selecciones en un reñido choque en el que los italianos se pusieron por delante con un gol de Chiesa y que luego igualó Morata. El pase a la final se lo llevaron los Azzurri en la tanda de penaltis en la que el propio Morata y Dani Olmo no convirtieron sus penas máximas.

Cuatro años antes de la derrota que apeó a España del cuadro final en Wembley, ambos combinados se habían citado en una gran noche de fútbol en el Santiago Bernabéu en la que un gran combinado español liderado por Isco endosó un 3-0 a una Italia en transición en el camino a la Copa Mundial de Rusia de 2018. En aquella ocasión, que era la vuelta de un empate a uno en la ida de la fase clasificatoria, los españoles reventaron el récord de 56 partidos clasificatorios invictos de los italianos.

A pesar de la reciente eliminación, los duelos entre ambos en el siglo XXI han sonreído a la selección española, pues de los 14 choques que se han producido solo en dos se impuso Italia, en un amistoso en 2011 y en los octavos de final de la Eurocopa 2016, cuando se cobraron su venganza particular después de la tanda de penaltis interminable en semifinales de la Confederaciones de 2013 en Belo Horizonte y la mayor goleada de la historia en una final de Eurocopa, el 4-0 de la final de la edición de 2012.

Antes de que Iker Casillas levantara el Henri Delaunay al cielo del estadio Olímpico de Kiev en un partido que puso un broche de oro a la mejor época del fútbol español, el equipo nacional también amargó la noche a los italianos en la tanda de octavos de final de Viena en la Eurocopa 2008, con una gran parada de Iker y el penalti decisivo de Cesc Fábregas.

Aunque en la historia reciente la balanza se haya inclinado más hacia el lado español, la historia de esta rivalidad ha dejado estampas de duras derrotas que han perseguido a los nuestros durante décadas. La más recordada es la de las lágrimas de Luis Enrique, entonces futbolista, después del codazo que le propinó Tassotti en los cuartos de final del Mundial de Estados Unidos 1994, un partido que decidió un gol de Roberto Baggio en los últimos instantes.

Desde que se vieran las caras por primera vez, en los Juegos Olímpicos de Amberes (con triunfo de España por 2-0), la selección italiana ha escrito trágicos relatos en el libro de historia del futbol español, como las eliminaciones en las Olimpiadas de París 1924 con gol en propia puerta, en los Juegos Olímpicos de Ámsterdam 1928 con un arrollador 7-1 en el partido de desempate, o en la famosa «Batalla de Florencia» del Mundial de Italia 1934 en la que España terminó con siete lesionados.

Este miércoles se escribirá en San Siro una nueva página en la historia de una rivalidad que ya ha cumplido 101 años, en un compromiso en el que España buscará volver a una final internacional ocho años después de caer derrotada ante Brasil en la última, la Copa Confederaciones de 2013.

Más información: 20 MINUTOS.