Klopp cumple su boicot a la Copa y el Liverpool pasa con los jugadores del filial.


Klopp cumple su boicot a la Copa y el Liverpool pasa con los jugadores del filial.

Jürgen Klopp cumplió con su boicot a la Copa de Inglaterra y no se presentó este martes en el banquillo del Liverpool en Anfield para el partido contra el Shrewsbury Town. También cumplió con su anuncio de que no alinearía a ningún jugador del primer equipo, ya que los futbolistas se encuentran en medio del parón invernal. Con la alineación más joven de su historia, 19 años y 102 días de media, los Reds consiguieron el pase a los octavos de final, al derrotar por 1-0 al conjunto de la League One (tercera división), con un gol en propia puerta de los visitantes.

Dirigido por el entrenador del equipo sub-23, Neil Critchley, y con el español Pedro Chirivella, de 22 años, como futbolista más veterano de la alineación, el Liverpool escenificó la protesta de Klopp contra el calendario futbolístico en un estadio de Anfield prácticamente lleno pese a las circunstancias y al accidente de tráfico en la ciudad que hizo que se retrasara 15 minutos el inicio.

Nueve días antes del encuentro de Anfield, con un equipo con muchos suplentes, el Liverpool desaprovechó una ventaja de dos goles y no pudo imponerse en la cancha del Shrewsbury (2-2), por lo que se vio obligado a disputar el replay, la repetición del partido con el que, hasta octavos, se deciden las eliminatorias de partidos que terminan empatados. No se recurre a la prórroga y los penaltis hasta cuartos.

La primera parte fue de dominio total del Liverpool, pero con apenas ocasiones peligrosas, más allá de alguna falta que lanzó Curtis Jones, una de las perlas de la cantera del Liverpool. En la segunda, el Liverpool dispuso de una clarísima que desactivó el portero del Shrewsbury, antes de que llegaran los momentos más duros para el equipo de la League One.

Primero, se adelantaron en el marcador, cuando un rechace de Kelleger lo mandó a las redes Shaun Whalley, pero estaba en fuera de juego y el VAR anuló el tanto. Después, Ro-Shaun Williams viviría el momento más dramático de la noche. El jugador del Shrewsbury metió en su propia portería un centro de Neco Williams y condenó con ello al modesto club.

En los octavos de final, el Liverpool se medirá al Chelsea en Stamford Bridge. La eliminatoria se jugará en la primera semana de marzo.

Más información: EL PAÍS.