La imprecisión del Getafe le condena a caer en octavos contra el Inter.


La imprecisión del Getafe le condena a caer en octavos contra el Inter.

El Getafe se despide con la sensación de poder haber ofrecido una mejor versión en Gelsenkirchen y de haber sido capaz de seguir en Europa League. La diferencia en la precisión de ambos equipos se antojó clave en devenir del encuentro, y el Inter sí supo definir en sus llegadas.

La vuelta del fútbol comenzó de la manera más eléctrica posible para los azulones, hoy de amarillo chillón. Entró con todo el Getafe en el partido, con dos ocasiones claras en los primeros compases. La más clara, un cabezazo de Maksimovic que detuvo con una gran parada abajo. Continuaba el dominio del Getafe tanto en juego como en acercamientos a portería. Mata tuvo otra clarísima tras un pase de Cucurella que en lugar de rematar de primera controla y no consigue concretar.

Pese a no conseguir dominar, el Inter demostró que con cualquier llegada podía poner en apuros a la meta de David Soria. Así lo demostró Lautaro por partida doble en el ecuador de la primera mitad. Primero con una jugada individual en la que se la pudo dar a Lukaku, pero intentó definir solo, desperdiciando la ocasión, y más tarde, Soria volvió a detener el disparo.

El belga fue el primero en abrir el marcador, con su octavo tanto consecutivo en Europa League. Tras un pase en largo que recoge el delantero, Lukaku gana la posición con el cuerpo a Etxeita y con un disparo cruzado consigue batir al meta azulón en el minuto 33.

Tras el descanso, el Inter fue quien tuvo las primeras ocasiones. Barella lo intentó en primera instancia, con un disparo que desvió un jugador del Getafe, y en la acción siguiente D’Ambrosio y Godín pudieron aumentar la distancia en el marcador.

Bordalás movió el banquillo buscando la reacción ofensiva de los suyos metiendo a Ángel por Maksimovic para sumar efectivos en ataque. Handanovic volvió a salvar a los suyos tras una gran parada a cabezazo de Mata, esta vez por arriba.

El Getafe tuvo una oportunidad de oro para empatar el partido tras un penalti que señaló el VAR por una ridícula mano de Godín. Sin embargo, Molina no hizo buena su experiencia y desperdició la ocasión mandando el disparo al lado izquierdo de la portería.

Entró Eriksen en el encuentro para dar más creatividad a la medular nerazzurra y en la primera que tuvo hizo el segundo para los italianos, que sentenciaba a los del sur de Madrid a la eliminación. Poco más a partir de entonces y el Getafe se despidió de Europa League con la sensación de haber podido ofrecer más.

Más información: 20 MINUTOS.