La Real campeona ya es historia.


La Real campeona ya es historia.

La Real Sociedad femenina dijo ayer adiós a la temporada 2020-21 y también en gran parte a la plantilla que en 2019 logró el mayor hito de su historia, al ganar la Copa de la Reina, ya que con el la no continuidad de una decena de futbolistas, a partir de este verano, sólo apuntan a seguir cuatro de las jugadoras que protagonizaron aquel momento tan feliz. Mariasun, Nahikari, Itxaso, Palacios, Manu, Leire y Nuria Mendoza, además de Lucía Rodríguez, Latorre y Maitane, ya no vestirán la txuriurdin.

El equipo de la Real campeón en 2019, en aquella inolvidable noche del 11 de mayo en Granada, es ya historia. A las salidas ese mismo verano de Sandra Ramajo, Oihana Aldai, Paola Soldevilla, Chini Pizarro y Bea Beltrán, se unieron un año más tarde las de Carla Bautista, Sara Olaizola y Marta Cardona, y ahora dicen adiós Mariasun Quiñones, Nahikari García, Itxaso Uriarte, Kiana Palacios, Manu Lareo, Leire Baños y Nuria Mendoza, con lo que Iraia Iparagirre, Maddi Torre, Ane Etxezarreta y Nerea Eizagirre serían las únicas supervivientes.

La Real Sociedad femenina dijo ayer adiós a la temporada 2020-21 y también en gran parte a la plantilla que en 2019 logró el mayor hito de su historia, al ganar la Copa de la Reina, ya que con el la no continuidad de una decena de futbolistas, a partir de este verano, sólo apuntan a seguir cuatro de las jugadoras que protagonizaron aquel momento tan feliz. Mariasun, Nahikari, Itxaso, Palacios, Manu, Leire y Nuria Mendoza, además de Lucía Rodríguez, Latorre y Maitane, ya no vestirán la txuriurdin.

El equipo de la Real campeón en 2019, en aquella inolvidable noche del 11 de mayo en Granada, es ya historia. A las salidas ese mismo verano de Sandra Ramajo, Oihana Aldai, Paola Soldevilla, Chini Pizarro y Bea Beltrán, se unieron un año más tarde las de Carla Bautista, Sara Olaizola y Marta Cardona, y ahora dicen adiós Mariasun Quiñones, Nahikari García, Itxaso Uriarte, Kiana Palacios, Manu Lareo, Leire Baños y Nuria Mendoza, con lo que Iraia Iparagirre, Maddi Torre, Ane Etxezarreta y Nerea Eizagirre serían las únicas supervivientes.

Nahikari García, como MARCA anunció hace un año era su intención, jugará en el Real Madrid. Mariasun Quiñones e Itxaso Uriarte lo harán en el Athletic de Bilbao. Kiana Palacios regresará a México. Leire Baños y Nuria Mendoza se incorporarán al Levante. Y a Manu Lareo se la vincula con el Deportivo Alavés. Además, de la actual plantilla, Lucía Rodríguez vestirá de blanco como Nahikari, Maitane López recalará en el Atlético de Madrid y Bárbare Latorre se debate entre varias propuestas.

Las jugadoras y el club darán o no sus explicaciones.

La desbandada es importante y la afición realista se pregunta el porqué.Nahikari y Lucía no pueden decirle no al Real Madrid. Mariasun ha visto como en la portería se apuesta por las jóvenes Adriana y Elene. Maitane llegó con la ilusión de formar parte de un equipo txuriurdin ganador y ve como se ha caído en un año. Itxaso, Baños, Mendoza y Latorre han podido no ser valoradas como merece su rendimiento. Manu no ha contado y el protagonismo de Palacios ha bajado mucho. La sombra de las desavenencias con Natalia Arroyo es evidente que está ahí.

Lo que está claro es que la Real femenina de la 2021-22 será muy diferente a la que acaba ahora el curso y que tendrá que buscar numerosos fichajes que den continuidad a la progresión de estos últimos años, algo que no será nada fácil. Más lo será recordar siempre al primer equipo campeón, estén donde estén las futbolistas que, bajo la dirección de Gonzalo Arconada, tocaron el cielo aquel 11 de mayo de 2019 que, tras tantos cambios, parece mucho más lejano de lo que queda.

Más información: MARCA.