La temible Italia gana por la mínima a Gales, pero ambos se clasifican para octavos.


La temible Italia gana por la mínima a Gales, pero ambos se clasifican para octavos.

Un solitario gol de Matteo Pessina mediada la primera mitad fue suficiente para que Italia, se impusiera a Gales, un resultado que unido al del Suiza-Turquía les clasificaba a ambos para octavos de final de la Eurocopa.

Los de Roberto Mancini (que incluso hizo debutar al portero suplente para los minutos finales) fueron netamente superiores incluso pese a no contar con titulares, como Bonucci, que descansó. Asustan: llevan 30 partidos sin perder, superan los 1.000 minutos sin encajar goles y, además, tienen dos unidades al menos como alternativa. Favoritísimos.

Clasificados ya desde la jornada anterior, cumplieron con su buena línea en el torneo continental para no bajar de la nube. En Italia todo funciona, incluso las rotaciones para este tercer partido ante una Gales descafeinada.

De menos a más, el cuadro italiano se hizo con el control del partido, con un Verratti que aprovechó sus minutos. El del PSG puso el centro que remató Pessina a la red cerca ya del descanso, después de un primer tiempo sin noticias de Bale para Gales, ni de una ocasión de peligro, ni de una posesión con criterio.

Italia dobló su superioridad con la roja a Ampadu en el minuto 56. Gales terminó de meterse atrás, de esperar el final del partido sabiendo que salvo una goleada de Suiza tenía muy seguro el segundo puesto. Belotti y Emerson pudieron finiquitar el encuentro, y Chiesa también aprovechó su titularidad para pedir un sitio en el once.

Pese a no llegar, Bale terminó teniendo su ocasión y clara, a 15 minutos del final. Con las noticias del 3-1 de Suiza a Turquía, los galeses no se podían relajar, pero no les dio para meterse en faena. Italia tampoco se volvió loca para seguir sin encajar en el torneo y sin mostrar debilidades como aviso hacia octavos.

Más información: 20 MINUTOS.