Las claves del fin de la huelga del fútbol femenino.


Las claves del fin de la huelga del fútbol femenino.

Los partidos de la Primera Iberdrola volverán a disputarse con normalidad la próxima jornada después de que los representantes sindicales de las futbolistas y la Asociación de Clubes retomaran este lunes la negociación con la intención de que el primer convenio colectivo del fútbol femenino sea una realidad antes de acabar el año. Los sindicatos (AFE, Futbolistas ON y UGT) paralizaron la huelga indefinida iniciada el fin de semana al aceptar la patronal «seguir hablando» en el marco de la propuesta de mediación que hace unos días realizó la Dirección General de Trabajo, que garantiza un salario mínimo de 16.000 euros brutos anuales para una jornada completa y una parcialidad mínima del 75 por ciento (12.000 euros). Este último punto se había convertido en el principal desencuentro entre las partes, que se han dado de plazo hasta el 20 de diciembre para intentar cerrar un acuerdo definitivo.

Después de que el fin de semana la realista Maddi Torres fuera la única jugadora de las más de 300 que forman la Primera Iberdrola que no secundó la huelga, sindicatos y clubes volvieron a coincidir ayer en el Servicio de Mediación y Arbitraje (Sima) de Madrid. La retirada de la convocatoria de huelga llegó después de más de tres horas de reunión y de que los clubes aceptaran «los 16.000 euros brutos» anuales a jornada completa, «12.000 al 75 por ciento» de parcialidad, líneas rojas marcadas por las futbolistas. «Hemos acordado seguir hablando, intentar llegar a acuerdos y ponernos como fecha límite el 20 de diciembre para ese acuerdo final», explicó el presidente de la patronal, Rubén Alcaine.

La coincidencia parece más fácil en otros puntos que deben figurar en el convenio, como la protección en caso de maternidad, de incapacidad o de lesión. «La decisión de las futbolistas de parar la competición ha sido determinante para acercar posturas y que la mesa negociadora del Convenio Colectivo siga trabajando para alcanzar un acuerdo beneficioso para todas las parteo», afirmó AFE en un comunicado.

Los clubes, que en principio ofrecían un salario mínimo de 8.000 euros para los contratos a media jornada, necesitarán encontrar ahora la financiación, que calculan en 1.5 millones de euros, para satisfacer la pretensión de las jugadoras. Para ello, la Asociación de Clubes propone a la Federación la adhesión al programa Élite y beneficiarse de sus fondos. «No solo permitiría desbloquear el tema de financiación de cara a la huelga sino también muchos problemas de cara a los derechos audiovisuales de partidos que se están dando y el tema de los soportes propios de los clubes con Iberdrola. La intención es hablar esta semana con la Federación», anunció Alcaine.

Tras el paso dado ayer, el fin de semana se disputarán con normalidad los partidos correspondientes a la décima jornada de la Primera Iberdrola.

Más información: ABC.