Las dudas sobre la vacunación de la selección: ¿cuántas son? ¿llegarán inmunizados a la Eurocopa? ¿afectará al rendimiento? ¿por qué no fue antes?


Las dudas sobre la vacunación de la selección: ¿cuántas son? ¿llegarán inmunizados a la Eurocopa? ¿afectará al rendimiento? ¿por qué no fue antes?

La vacunación de la selección española de fútbol para la Eurocopa se ha convertido en un asunto de estado. La Comisión de Salud Pública del Ministerio de Sanidad se lavó las manos y dejó la decisión al Consejo Interterritorial que se celebra este miércoles, y aunque previsiblemente se aprobará, ya parece demasiado tarde.

El brote en la selección comenzó con Sergio Busquets y, a la hora de edición de esta noticia, ya suma otro positivo: Diego Llorente. La reacción de Luis Enrique y del cuerpo técnico de la selección ha sido abrir una nueva burbuja paralela en caso de que tenga que tirar de ellos para los partidos de la Eurocopa que está en ciernes, pero la palabra chapuza ya ronda en la mente de muchos. No tanto por el seleccionador o los jugadores, que son los últimos responsables pese a ser los más afectados, sino los organismos que mandan sobre ellos. Desde la propia RFEF hasta el mismísimo Gobierno.

Sobre todo porque a falta de dos días para la inauguración de la Eurocopa hay muchísimas dudas, empezando por la obvia: ¿cuándo vacunarán a la selección española… si es que la vacunan?

¿Cuántas personas deben ser vacunadas en la selección?

La lista de Luis Enrique para la Eurocopa es de 24 jugadores, pero son muchos más los que forman la expedición que va a estar en el torneo. Además de los futbolistas está el cuerpo técnico y el personal paralelo (miembros de prensa, márketing, asesores, etc.) hasta un total de 51 personas.

La petición formal de la RFEF al ministro de Cultura y Deportes fue de esa cifra, por lo que se necesitarán 51 dosis de la vacuna de Janssen, si se decantan por esa por ser monodosis, o 102 de cualquiera de las otras.

¿Llegarán inmunizados a la Eurocopa?

Pase lo que pase con la vacunación, la respuesta es no. Ya es demasiado tarde. Cualquiera de las vacunas tiene un periodo de activación hasta alcanzar la inmunización, en un rango de entre 10 y 14 días. Como muy pronto, los jugadores debutarán en la Eurocopa cinco días después de recibir sus dosis.

Esto tiene consecuencias directas, especialmente dado que ya hay dos positivos en el seno del equipo: aunque se vacunen este mismo miércoles, podrá haber más casos en los próximos días e incluso ya en plena competición.

¿Tendrán secuelas los vacunados? ¿Afectará a su rendimiento?

Cada organismo reacciona de manera diferente a la vacunación. Puede haber personas que no noten absolutamente nada y otras que pasen unos días con fiebre y malestar. Sólo esto ya es un hándicap, ya que la preparación para el torneo se verá afectada.

La concentración ya ha saltado por los aires. Los entrenamientos previstos no se están disputando con normalidad y mentalmente esta situación también es un problema para los futbolistas, víctimas de la desorganización de arriba. Si a ello se unen los efectos secundarios normales de la vacuna, el rendimiento previsto de los jugadores no será el mismo. Incluso de los que ya habían pasado la enfermedad previamente.

¿Por qué no se vacunó antes?

La gestión del Gobierno de esta crisis ha quedado retratada. Mientras que los deportistas olímpicos ya han sido vacunados (incluso los que están en la prelista de la selección olímpica de fútbol, como Marco Asensio), los internacionales que van a disputar la Eurocopa no. En ambos casos son acontecimientos internacionales en los que se representa a España.

Hay dos elementos paralelos que explican los motivos. Primero, que la UEFA no pidió inmunización a los jugadores. A diferencia del COI, como organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio, que sí llegaron a un acuerdo con Pfizer para garantizar las vacunas de todos los deportistas, el organismo de Aleksander Ceferin se abstuvo, más allá de pedir a cada país un mínimo de requisitos en el proceso de vacunación. Este fue el motivo (entre otros) por el que San Mamés se cayó de la lista de estadios anfitriones en favor de La Cartuja.

En segundo lugar, el Gobierno español no atendió la petición de la RFEF y sí la del COE, aunque ambas se hicieron hace más de dos meses y de forma casi simultánea.

Según ha podido saber Sportyou/20minutos.es, Alejandro Blanco, en persona, se reunió con Pedro Sánchez para arrancarle un acuerdo en firme para que los olímpicos fueran vacunados antes de los Juegos, y de ahí salió una firma en la que involucraron al ministerio de Defensa para que el Hospital Gómez Ulla sirviera de centro logístico para suministrar las dosis.

En cambio, las sucesivas llamadas de Luis Rubiales a José Manuel Rodríguez Uribes, ministro de Cultura y Deportes, y a Irene Lozano y José Manuel Franco, secretarios de estado para el Deporte en estos últimos meses, no fueron entendidas como peticiones formales, hasta que el presidente de la RFEF le exigió una respuesta al ministro el pasado viernes en el Metropolitano durante el España-Portugal, con el propio Pedro Sánchez y el mismísimo Rey Felipe como testigos. El propio Uribes ha relatado que así fue.

El ministro empezó entonces el protocolo: petición por escrito a Sanidad, respuesta de esta para derivarlo a la reunión del martes… y mientras, en la Selección van surgiendo los positivos. De momento van dos, Busquets y Llorente, pero no se puede descartar que vaya a haber más.

Más información: 20 MINUTOS.