Los 500 del Sevilla Fútbol Club.


Los 500 del Sevilla Fútbol Club.

Con la incertidumbre del momento marcada por la crisis del coronavirus y mientras que el primer ministro de Baviera, Alemania, Marcos Soeder, aprovecha cada instante ante los medios de comunicación para pedir a los aficionados del Bayern de Múnich que no viajen hasta Budapest, Hungría, 500 sevillistas parecen tenerlo ya todo preparado. Irán sí o sí… a pesar de que las informaciones que llegan desde el país teutón, «frenando» a sus hinchas, no pueden ser más desalentadoras. «Budapest es una zona de riesgo COVID. Tenemos que tener mucho cuidado con los contagios masivos. Sólo de pensarlo se me pone dolor de estómago», sostuvo Soeder recientemente.

Desde la UEFA, sin embargo, fuentes consultadas señalaron a ABC que tienen controlada la situación y que las medidas de seguridad deberían ser suficientes para que en la Supercopa de Europa sólo se hable de fútbol. El presidente de la UEFA, Ceferin, es consciente del momento tan importante en el que se encuentra su organización porque cualquier equivocación en estos momentos en materia de seguridad podría ser determinante y muy doloroso. Fútbol y sólo fútbol.

En Sevilla, al menos, así lo esperan. Lo cuenta el directivo de la Federación de Peñas del club nervionense y responsable del departamento de viajes, Manuel Suárez: «Nosotros hemos hecho todo lo que nos indicaron. El lunes, desde las 07.00 y hasta las 20.00 horas, de manera ininterrumpida, tuvimos acceso a varias unidades móviles instaladas en la explanada de Gol Sur para pasar el pertinente PCR. No hubo que esperar nada. Cada aficionado, al llegar, pasaba a realizarse la prueba. En nuestro avión viajaremos 189 personas», señala en un primer momento para explicar cuál es el sentir de los aficionados sevillistas que viajarán a 3.000 kilómetros para acompañar a su equipo en una noche tan especial ante el Bayern.

Suárez no para de recibir llamadas y casi siempre relata la misma historia. «Es normal que haya dudas; estamos haciendo lo que nos han comunicado y lo que esperamos es que no haya problema». El protocolo marca que cada aficionado que llegue al aeropuerto de Budapest tendrá que hacerlo con un documento escrito en inglés o en búlgaro en que se acredite que no está contagiado por coronavirus, además de la entrada para la final. «El problema que hemos tenido es que apenas ha habido días para decidirse. El miércoles pasado acabó el plazo para solicitar entradas, por lo que prácticamente había que tomar una decisión en horas. Creo, sinceramente, que si la UEFA hubiera dado unos días más… tendríamos más presencia sevillista en el estadio».

Los 189 aficionados que viajen en el vuelo organizado por la Federación de Peñas de Sevilla tendrán que estar mañana a las 05.30 en el aeropuerto de San Pablo, con la idea de poder viajar dos horas más tarde; el vuelo de vuelta, por su parte, está previsto a las 03.30 de la madrugada del viernes. «Pasaremos muchos controles. Ya nos han indicado que tanto en la entrada como en la salida de Hungría habrá controles exhaustivos. A nosotros nos parece perfecto. Lo importante es que podamos disfrutar del partido con las máximas medidas de seguridad». Aunque la mayoría de los aficionados son de Sevilla, también hay varios que vendrán desde distintos puntos: «Algunos llegaran desde Málaga, además de distintos pueblos de Sevilla. También tenemos en nuestro vuelo a un aficionado del Sevilla que vive en Puerto Rico, pero, posiblemente, vaya a tener que viajar directamente a Budapest».

Entre los viajeros en el vuelo de las peñas está previsto que esté el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, así como varios directivos del club sevillista. También parece que el expresidente del Sevilla José María del Nido será uno de los pasajeros. Igualmente, varios familiares de los jugadores se han decidido por viajar en el vuelo organizado por las peñas del club.

El viaje organizado por la Federación de Peñas del club de Nervión es el único organizado con motivo de la final. También habrá aficionados que recorran media Europa para llegar a Hungría en vuelos regulares. Las combinaciones son múltiples y la ilusión máxima.

Más información: ABC SEVILLA.