Los señalados de la debacle del Real Madrid contra el Sheriff: la mira, en la defensa y Ancelotti.


Los señalados de la debacle del Real Madrid contra el Sheriff: la mira, en la defensa y Ancelotti.

Batacazo del Real Madrid en casa ante el desconocido Sheriff moldavo, que puso el Bernabéu y el grupo de Champions patas arriba, para encalomarse a lo alto de la clasificación. Los de Tiraspol se impusieron a los de Ancelotti gracias a un tardío golazo de Thill que consuma el segundo tropiezo consecutivo de los blancos en apenas unos días.

Pese a que Ancelotti describiese lo ocurrido ayer en la vuelta de la Champions a Chamartín como consecuencia de la «mala suerte», se pueden ajustar las cuentas más allá de ello y tras la derrota se encuentran varios señalados, pese a que prácticamente todos tienen su parte de culpa en la derrota.

La defensa.

Un problema que viene siendo recurrente en esta temporada es la permeabilidad defensiva del Real Madrid. Más allá de que el sistema táctico permita a los rivales llegar hasta la última línea del equipo, esta no demuestra la contundencia de años anteriores. Prácticamente todos los que jugaron contra el Sheriff quedan retratados en uno de los dos tantos.

En el primero, Nacho le deja todo el carril a Cristiano para avanzar (desde el lateral) y Yakhshibaev aprovecha la pérdida de la marca de Alaba, al que tampoco ayuda Miguel Gutiérrez, para rematar solo. En el segundo, el austriaco está muy blando en defensa y la descolocación de Militao (con Modric) permite a Thill chutar en el borde del área sin oposición.

Casemiro.

Parte de culpa de esa falta de eficacia defensiva se la lleva el centrocampista brasileño. Casemiro ha sido estas temporadas uno de los pilares en las acciones sin balón del Real Madrid y el muro que levantaba en el centro del campo evitaba que la zaga sufriese tanto como lo está haciendo ahora. Su mal arranque de temporada se está viendo reflejado en todas las llegadas que está recibiendo el equipo y que más de un susto les ha costado. Pese a mostrar una ligera mejora relativa a sus actuaciones anteriores, el Madrid sigue necesitando más de él.

Ancelotti.

La pizarra volvió a salirle mal al técnico italiano. Después de que el experimento de Valverde como lateral contra el Villarreal saliese de aquella manera, Ancelotti decidió devolver a Nacho a la banda, pero terminó de nuevo con una apuesta un tanto extraña… que volvió a salir ‘rana’.

Los cambios, pese a demostrar una inclinación ofensiva en busca de remontar el partido, terminaron teniendo el efecto opuesto desordenando el equipo y sembrando el caos. Sacó a Nacho y Miguel para reforzar el ataque y situó a Valverde y Camavinga en los laterales. Pese a que ambos han jugado en alguna ocasión en estas posiciones, ninguna de las dos ideas surtió efecto.

Además, dio entrada a jugadores con una alarmante falta de forma y necesitados de minutos: Kroos, que volvía a jugar por primera vez desde la pasada temporada; y Jovic, que no encuentra su sitio en el ataque madridista.

Hazard.

El extremo belga firmó su enésimo partido en el que decepciona vestido de blanco. Pese a que Ancelotti le dio los galones de la titularidad para darle confianza, volvió a ser un ‘quiero y no puedo’. Primero intentaba llevar la batuta del ataque blanco, apareciendo por dentro y luego escorándose a la izquierda… y estorbándose con Vinícius. Pese a que estuvo algo más participativo de lo normal, su intrascendencia en el juego fue la de siempre y cada vez se duda más de que se pueda volver a ver al jugador diferencial que era en el Chelsea.

Más información:  20 MINUTOS.