Luz verde a la vuelta del público a los estadios solo en las comunidades con menor incidencia.


Luz verde a la vuelta del público a los estadios solo en las comunidades con menor incidencia.

Los ministerios de Deporte y Sanidad, a través de sus titulares, José Manuel Rodríguez Uribes y Carolina Darias, han dado el visto bueno para la vuelta del público a las gradas de los estadios del fútbol profesional, pero solo para las comunidades en fase 1, con una incidencia acumulada menor a 50 casos. Se trata de una decisión muy polémica basada en los últimos datos de incidencia acumulada de la pandemia, pero que supone un jarro de agua fría para las expectativas de La Liga, que contaba con un acuerdo mucho menos restrictivo. En principio, los aficionados podrán acudir a los primeros partidos del próximo fin de semana solo en Comunidad Valenciana, Galicia y Baleares. Murcia también podría cumplir los requisitos, pero ese extremo no fue confirmado por los miembros del Gobierno.

«Lo hemos pensado mucho, hemos realizado un protocolo y el criterio fundamental es que el público vuelve a aquellos territorios en fase 1 de pandemia, donde la situación sanitaria es mejor», explicó Uribes. «La vuelta sigue teniendo esos principios de cautela para que pueda hacerse con garantías. Se ha decidido que en los territorios que estén en la fase 1 habrá un 30 por ciento de aforo con un tope de 5.000 personas».

La medida entra en vigor de forma inmediata y es válida para las dos últimas jornadas de Primera División y las cuatro últimas, más el playoff de ascenso, en Segunda. También afecta a los partidos de la Liga Endesa de baloncesto, la otra competición profesional que aún esperaba el regreso de sus aficionados, a la que le quedan dos jornadas de la fase regular y todos los playoffs.

El ministro Uribes aseguró que en la medida ha influido también los partidos que jugará la selección española en La Cartuja durante la Eurocopa 2020, «con un aforo de hasta 16.000 espectadores».

Para este regreso La Liga llevaba meses trabajado con un documento de máximos que es el que recoge el Gobierno casi en su totalidad y en que, entre otras cosas, se regula el aforo limitado con entradas nominales, se establecen horas de entrada exactas al estadio para los aficionados, se limita la estancia a grupos de dos personas con distancia mínima de seguridad de 1,5 metros, y se establece la prohibición de comer y fumar. Además, será exigible el uso de una mascarilla FFP2 y se tomará la temperatura a la entrada. Los asientos disponibles estarán marcados claramente con unas pegatinas, y el acceso estará restringido para los aficionados de los equipos visitantes.

Según el ministro, no habrá problema en que el regreso sea solo en determinadas comunidades, pues en su día la comisión delegada de la Liga ya aceptó la posibilidad de que solo pudiera entrar público en algunos estadios. «Han aceptado las nuevas reglas del juego y esa es la garantías. Eso me dijo La Liga, que estaban todos de acuerdo».

Ha pasado un año y dos meses desde el último partido profesional con público en suelo español. Fue el 8 de marzo de 2020, un Betis-Real Madrid de la jornada 27 de la pasada Liga. Ahora, el regreso podrá ser efectivo en varios encuentros de este fin de semana: Castellón-Mirandés (16.00) y Lugo Ponferradina (18.30) el sábado y Valencia-Eibar, Villarreal-Sevilla (18.30) y Mallorca-Alcorcón de Segunda (21.30).

Este mismo miércoles el presidente del Consejo Superior de Deportes, José Manuel Franco, anticipa este regreso, aunque mostraba su preocupación por las posibles aglomeraciones: «Coincidimos todos en la necesidad de que, poco a poco, la sociedad española vaya recobrando la normalidad y el optimismo. Pero no debemos olvidar que estamos todavía, en algunas Comunidades Autónomas, con unas cifras muy preocupantes y lo que no se puede hacer es, por anticipar plazos, correr riesgos sanitarios innecesarios. Vamos a hacerlo de manera consensuada y priorizando la seguridad sanitaria».

Más información: ABC SEVILLA.