Manu Lareo debuta como internacional absoluta a 8.250 kilómetros de casa.


Manu Lareo debuta como internacional absoluta a 8.250 kilómetros de casa.

Cuando Manu Lareo (Vitoria-Gasteiz, 1992) recibió en noviembre un mensaje a través de las redes sociales preguntándole si estaría dispuesta a jugar con la selección de República Dominicana pensó que era una broma. La insistencia, y sobre todo la claridad con la que se explicó su interlocutor poco después, le hicieron ver que era una propuesta tan seria como ilusionante. «Me contaron que la Federación quería dar un impulso al fútbol femenino y que estaban haciendo scouting de jugadoras con las que poder subir el nivel de la selección. Hasta que ellos me escribieron nunca había pensado que podría jugar con la selección dominicana y una vez que acepté la propuesto todo fue muy rápido», cuenta en MARCA la protagonista.

De padre español (José Manuel) y madre dominicana (Ramona), Manu tiene la doble nacionalidad desde que nació. Creció en Vitoria y allí comenzó a jugar al fútbol. Pasó por el Aurrera Vitoria, el Athletic Club y el Valencia hasta que en 2015 llegó a la Real Sociedad donde ha estado seis temporadas y a la que dijo adiós el pasado 30 de junio. «Aún no sé dónde jugaré la próxima temporada», asegura. «Lo que sí tengo claro es que quiero ser feliz. Estos días quiero estar centrada con la selección y disfrutar de la experiencia y cuando acabe será el momento de sentarme, valorar las cosas y tomar una decisión pensando en lo mejor para mí», subraya.

Jugó en las categorías inferiores de la selección española.

Habilidosa, eléctrica y con gol en sus botas, Manu llamó la atención de los técnicos de la RFEF que contaron con ella para las categorías inferiores. Fue subcampeona de Europa Sub’17 y una de las fijas de la Sub’19 de su generación. Sin embargo, nunca llegó a dar el salto a la absoluta. A sus 30 años, le llega esta oportunidad desde el otro lado del charco. «Hasta que no contactaron conmigo desconocía el ranking que tenía República Dominicana (actualmente está en el puesto 110) o qué competiciones jugaba», confiesa. «Me explicaron el proyecto nuevo en el que están trabajando y vi que todo es muy profesional. La idea es luchar por estar en el Mundial de 2023 y dar un salto de nivel. Es un orgullo poder hacer historia con ellos», asevera.

Manu iba a haber viajado a la República Dominicana en junio en la última ventana FIFA, pero la situación sanitaria del país por culpa del COVID-19 hizo que el viaje se suspendiera a última hora. Sí ha podido viajar en julio, ya de vacaciones en España y sin club al que dar cuentas, donde participará en un triangular con las selecciones de Panamá y Nicaragua. «El fútbol es muy diferente al de España. Muchas de las jugadoras de aquí estudian en Estados Unidos y hay una gran influencia americana en cuanto al priorizar el aspecto físico al táctico y técnico, pero la reciente llegada de un técnico español (Beni Rubido) ha hecho que quieran jugar a otra cosa», analiza Lareo desde la concentración en Ciudad de Panamá.

Raíces dominicanas.

Quien conoce a Manu la define como una mujer tranquila, realista y trabajadora. Camaleónica a la hora de adaptarse a nuevos escenarios y valiente al tiempo de afrontar nuevos retos. «El grupo me ha recibido muy bien. Culturalmente no estamos lejos porque conozco perfectamente a los dominicanos. Tengo familia allí y suelo viajar eventualmente. Aquí hay mezcolanza porque hay jugadoras de raíces americanas, otras europeas, otras dominicanas… Me gustan estos espacios multiculturales donde una no deja de aprender. Estoy disfrutando y aprendiendo mucho estos días», resuelve.

Aún no sabe el dorsal que llevará en su estreno (quería llevar ‘su’ 12, pero corresponde a una de las arqueras suplentes), pero sí el escenario y el rival. República Dominicana se medirá a Nicaragua este miércoles en el estadio Maracaná de Panamá. «La idea es que juegue en la banda izquierda como extremo, en la posición donde he jugado en las últimas temporadas y donde más cómoda me siento. El seleccionador me da libertad para moverme y buscar el área rival. Queremos dar una buena imagen y que la ilusión con la que partimos se traduzca en buenos resultados», sentencia.

Más información: MARCA.