Rafa Nadal, primer tenista en ser número uno del mundo en tres décadas distintas: «Significa que soy muy viejo».


Rafa Nadal, primer tenista en ser número uno del mundo en tres décadas distintas: «Significa que soy muy viejo».

España sigue firme en su trayectoria en la ATP Cup y ya ha sellado el pase a la siguiente fase tras ganar a Georgia y Uruguay. El campeón de la Copa Davis va en busca de su ‘doblete mundial’ para afirmar su dominio en el tenis mundial. Sin embargo, hay una figura que hace que el tenis español siga cosechando éxitos y ese es Rafa Nadal.

El actual número uno del mundo se convirtió en este año 2020 en el primer tenista que ha sido número uno del mundo en tres décadas distintas, habiéndolo sido en los 2000, los 2010 y ahora en 2020.

Años 2000: el nacimiento de una estrella.
El tenista manacorí se alzó con su primer número uno en 2008 en un año en el que se coronó por primera vez en Wimbledon tras una antológica final contra Roger Federer. También sumaría su cuarto Roland Garros consecutivo, imponiendose a sus dos grandes rivales, Djokovic y Federer en semifinales y final, respectivamente. En 2008 Nadal también conquistó la que fue su primera medalla olímpica, el oro en los Juegos de Pekín, y la segunda de las cuatro Copas Davis que atesora.

Años 2010: la consagración del rey.
Dos años después arrancaría la década en la que Nadal se reafirmó como uno de los tenistas más grandes de la historia del deporte, engrandecido por la triple rivalidad en estos años con Federer y Djokovic. Y como no podía ser de otra manera, lo hacía coronandose como número uno en 2010. En estos diez años, el de Manacor ha conquistado catorce Grand Slams que le han valido para codearse con los más grandes.

Su mayor dominio ha sido en Roland Garros -y la mayoría de torneos de tierra batida que ha disputado-, donde se alzó con ocho de las diez ediciones disputadas, en 2010, 2011, 2012, 2013, 2014, 2017, 2018 y 2019. El otro torneo en el que Nadal ha dejado su huella ganando en múltiples ocasiones es el US Open, que se llevó en 2010, 2013, 2017 y 2019, siendo el jugador más dominante en este torneo en el circuito en la década. Curiosamente, sus victorias en este torneo, han coincidido con los cuatro años que Rafa ha cerrado el año como número uno del mundo.

Sin embargo, Nadal se ha visto más vulnerable en los otros dos Grand Slams de la temporada. Por ejemplo, en el Open de Australia, el español no ha conseguido alzarse con el campeonato desde que lo hiciera en 2009, la única vez que lo ha ganado. En estos años, el español ha llegado hasta en cuatro ocasiones a la final sin fortuna. Wimbledon es el otro gran torneo en el que Nadal no ha conseguido dominar. Después de ganarlo en 2008, repitió en 2010 y desde solo se acercó al título un año después, cuando perdió la final contra Djokovic.

También en los torneos de selecciones Nadal y España han vivido una década de éxitos. El tenista repitió oro olímpico en Río 2016, solo que en categoría de dobles. Asimismo, se repitieron los éxitos en la Copa Davis con victorias en 2011 y en la novedosa edición de 2019, con una gran fase final disputada en Madrid.

Rafa Nadal, a solo un Grand Slam de Federer tras ganar el US Open.
Finalmente, a sus 33 años, Nadal encara la década de su inevitable declive con un bagaje de jugador de élite pero con el reto de convertirse en toda una leyenda del tenis. El español tiene a tiro ser el jugador con más Grand Slams en la historia del tenis. Actualmente cuenta con 19 títulos por los 20 que tiene Federer, por lo que el Open de Australia será la primera ‘match ball’ para Nadal de igualar al suizo y cuestionar su reinado en el tenis.

Como objetivo más ambicioso, Nadal también opta a llevarse el Golden Grand Slam, y para ello tendrá que ganar los cuatro Grand Slams del año, además de la medalla de oro en Tokio 2020. Un reto que solo una máquina como Nadal puede conseguir.

Más información: 20 MINUTOS.