Real Betis 2-3 Real Madrid: Sentenciados por el VAR.


Real Betis 2-3 Real Madrid: Sentenciados por el VAR.

Luchó, remontó y, en una primera parte magistral, el Betis pasó por encima del Madrid. Pero no fue suficiente. El equipo blanco -hoy negro- tiró de jerarquía, pobló su centro del campo y recuperó el balón para darle la vuelta al marcador en la segunda parte ayudado por el VAR, que decidió en una inesperada roja a Emerson y marcó el penalti decisivo, que sólo vieron en la Sala VOR dos minutos después de que la jugara hubiera tenido lugar.

La sorpresa saltaba en los equipos iniciales de ambos equipos. En el Betis por partida doble por la presencia de Joel Robles en el once por una baja de última hora de Claudio Bravo -Rebollo estaba en el banco- y de Sanabria en punta de ataque en lugar de Borja. Ésta sorprendía menos porque ya lo había sugerido Pellegrini en los entrenamientos de la semana. Y en el Madrid, por la presencia de Jovic junto a Benzema en el once.

Toda la semana hablándose de la falta de gol en el Madrid y a los dos minutos Benzema ya había marcado. Por fortuna, su remate había llegado en posición ilegal. Esto no amilanó a un Betis que respondió por medio de Fekir. Sólo una pierna de Varane evitó que el francés volviera a mojar ante uno de los poderosos. El ritmo era frenético y se iba de una portería a otra sin descanso. Por ello, el Madrid volvió a tenerla a los seis minutos por medio de Mendy, que lanzó, solo ante Joel, muy desviado. Y, uno después, Courtois salvó a su equipo tras un remate franco de Sanabria… Una locura de partido.

El choque parecía haberse frenado tras diez minutos muy intensos, pero pese a lo que digan, el Madrid crea peligro de la nada y con Benzema liberado de su responsabilidad de ‘9’, aún más. El francés se escoró a la derecha, cazó un balón y la puso en el área pequeña para que Valverde adelantara a su equipo. El Madrid acababa con las críticas de un plumazo en 13 minutos.

Un minuto después Sergio Ramos falló lo que no suele cuando sólo tenía que empujarla. Había sido otro centro de Benzema, esta vez desde la izquierda, despejado en corto por Bartra y que había llegado franco al camero en el área pequeña. Incomprensiblemente lanzó fuera.

El Betis estaba en estado de ‘shock’ y el Madrid trató de aprovecharlo ampliando su ventaja. Con Benzema omnipresente, los ataques eran continuos. Faltaba una jugada que despertara a los de Pellegrini y esa llegó a los 20 minutos. Una gran combinación de toda la línea de mediapuntas del Betis acabó en Fekir, quien algo escorado lanzó raso y el balón pasó rozando la portería de Courtois.

El Betis había despertado. Empezó de nuevo a tener el balón y a llegar. Varane evitó que un último pase hubiera dejado a Sanabria solo. Y, a los 25 minutos, el propio jugador paraguayo cazaba un balón en largo de Joel para hacerse espacio con el cuerpo ante Casemiro y lograr lanzar, pero su balón se le fue ligeramente alto.

El Madrid le había dado el balón al Betis y trataba de aprovechar los espacios para contraatacar con un móvil Benzema. Pero el Betis finalizaba las jugadas y no le daba opciones. Aún sin crear ocasiones claras, el balón rondaba el área madridista y el peligro verdiblanco era constante.

Y como señala el dicho, tanto va el cántaro a la fuente… que llegó el empate. Como en Vitoria, el Betis sacó en corto un córner, el balón llegó a Canales y su centro preciso lo remató a placer Mandi para hacer justicia en el marcador.

El Betis estaba lanzado y no quiso repetir el error que había tenido el Madrid tras su gol de dejar con vida a su rival. Con el equipo blanco grogui, los de Pellegrini se fueron a por ellos y dos minutos después (37′) le daban la vuelta al partido. Otra combinación de la zona de creación verdiblanca, el balón llegó a William para que anotara, con un tiro raso, su segundo gol con la camiseta verdiblanca.

El Madrid despertó de la pesadilla y trató igualar antes de llegar al descanso. Y tuvo sus opciones. Primero con una jugada a balón parado que Ramos, otra vez solo, cabeceó muy mal. Y, en el 43′, tras un gran pase en largo de Kroos que cazó Benzema y cuyo disparo logró detener Joel.

Zidane movió su banquillo para recuperar el control de juego. Modric entró por Kroos -por lesión de éste- e Isco por Odegaard. El mensaje era claro, quería el balón. Y, de salida, no sólo lo tuvo sino que a los tres minutos ya había equilibrado la contienda. Fue un gran centro de Carvajal, que llegaba a Benzema para que rematara a placer, Emerson se adelantó lo justo para tocar la pelota, pero lo que ocurrió es que la metió en su portería. El colegiado lo revisó y el VAR decidió que no había fuera de juego. Todo volvía a estar como al principio.

Como en la primera mitad, tras marcar, un minuto después, el Madrid tenía la opción de machacar a su rival. La gran acción de Benzema superó la línea de gol tras dar en el larguero, pero el asistente señaló posición antirreglamentaria del francés y el tanto no subió al marcador.

En esta ocasión el Madrid no reculó ni regaló el balón como había hecho en la primera mitad. Los blancos no querían repetir el mismo error. El Betis no sufría, pero así, difícilmente podían llegar al área de Courtois.

A los 63 minutos, Pellegrini trató de cambiar la dinámica dado entrada a Tello por Joaquín, que había ido de más a menos conforme pasaban los minutos. Pero nada más producirse el cambio le llegó el mazazo. Fue una contra letal lanzada por Benzema, en la que Jovic se quedó en un mano a mano con Joel. Emerson llegó a tiempo para tocarle lo justo al borde del área y evitar que tirara. Tras revisarlo, el colgiado vasco decidió que lo había empujado, que era el último hombre y, por tanto, debía expulsarlo.

Con uno más, el Madrid vio sangre y fue por el enemigo sin piedad. La falta cometida sobre Jovic se le acabó yendo a Ramos por milímetros. Dos minutos después, un centro por la derecha de Valverde le llegaba a Benzema con la portería vacía aunque el francés remató muy forzado y no logró impactar con la pelota. A esas altura, Pellegrini ya había sacrificado a su único delantero (Sanabria) para reforzar su lateral diestro con Montoya. Aunque a continuación tiró de Loren para buscar atacar desde lejos y quitó a un cansado Fekir.

Por fortuna, aunque tenía el control del juego, la ansiedad hacía mella en el Madrid, que no era capaz de aprovechar su ventaja. Hasta que llegó la jugada clave. A los 78 minutos, un pase bombeado de Carvajal lo cazaba Borja Mayoral, recortaba a Bartra, pero el catalán lo estorbaba lo justo para que no pudiera rematar con claridad. El Betis se había salvado. Sin embargo, dos minutos después, desde la Sala VOR avisaban al árbitro que en dicha acción el defensa bético había tocado el balon con el brazo. Penalti polémico que Ramos convirtió en gol con un disparo a lo panenka.

Con todo de cara, el Madrid, esta vez, fue a por el cuarto. Y lo tuvo justo después de adelantarse, pero Joel, con un paradón abajo, evitó que el disparo de Isco acabara en el fondo de su portería.

El equipo capitalino tenía el balón, tenía superioridad numérica y muchos espacios, pero no sabía cómo aprovecharlos. Así llegó a una prolongación que se fue hasta los ocho minutos, en los que el Betis trató con más fe que fuerzas buscar la portería de Courtois. Pero el Madrid no corrió riesgos y guardó la pelota. Sus rivales, muy cansados, apenas podían realizar una presión efectiva. Incluso le dio para sentenciar ya fuera de tiempo, pero Benzema la echó fuera. Habría sido demasiado injusto.

Ficha técnica:

Real Betis: Joel Robles, Emerson, Mandi, Bartra, Álex Moreno, Carvalho, Guido Rodríguez, Joaquín (Tello 63′), Canales, Fekir (Loren 71′) y Sanabria (Montoya 69′).

Real Madrid: Courtois, Carvajal, Sergio Ramos, Varane, Mendy, Kroos (Modric 44′), Odegaard (Isco 46′), Valverde, Casemiro, Jovic (Borja Mayoral 72′) y Benzema.

Goles: 0-1 (13′) Valverde; 1-1 (35′) Mandi; 2-1 (37′) William; 2-2 (48′) Emerson, propia meta; 2-3 (81′) Sergio Ramos, de penalti.

Árbitro: De Burgos Bengoechea (vasco). Amonestó a Emerson, Bartra, Carvajal, Guido Rodríguez, Modric, Canales y Mandi. Roja a Emerson (67′)

Más información: ESTADIO DEPORTIVO.