Real y Atlético empatan sin goles con una Peyraud-Magnin estelar.


Real y Atlético empatan sin goles con una Peyraud-Magnin estelar.

Real Sociedad y Atlético de Madrid empataron sin goles en Zubieta en un partido que dominaron las visitantes, pero en el que las locales tuvieron las ocasiones más claras, como un penalti de Nahikari que detuvo Peyraud-Magnin, que también evitó el gol de Amaiur en hasta tres opciones de uno contra uno de la atacante txuriurdin.

El partido comenzó trepidante. No habían pasado dos minutos y Maitane había evitado, con un cruce providencial, el gol de Santos, en un área, y en la otra a Amaiur se le fue un intencionado remate cruzado rozando el poste izquierdo de la portería visitante.

Ofensiva visitante por el costado zurdo.

Las de Sánchez Vera insistieron por la izquierda, a sabiendas de que no es el puesto de Iraia, que además ha estado varios meses de baja, y por esa zona se dejaron caer Ludmila, Ajara, Duggan, además de la habitual Amanda. Las internadas se sucedieron, pero ninguna con final feliz. Las locales se defendían como podían, y en ataque de nuevo Amaiur intervino con acierto para dejar sola a Latorre, pero su disparo encontró una rápida pierna rival cuando iba a gol.

Ante la clara superioridad del Atlético, las de Arroyo entendieron que tenían que defender bien, primero, y así evitaron tantas acciones de peligro en su propia área, en la que Mendoza y Etxezarreta parecieron tener cuatro piernas cada una en lugar de dos. Tocaba jugar a la contra, y en una de ellas Latorre se quedó sin gasolina justo cuando se quedaba delante de la portera francesa, que en la siguiente jugada salvó el 1-0 de Amaiur, al ganarle el mano a mano. Duggan tuvo el 0-1 poco más tarde, pero su remate frontal se le fue rozando el larguero, justo antes del descanso.

Regreso de Menayo.

La vuelta de los vestuarios supuso la reaparición de Carmen Menayo, ocho meses después de su rotura del cruzado, aunque el protagonismo se lo quitó rápidamente la colegiada, al pitar penalti de Tounkara sobre Amaiur, en una pugna por un balón aéreo, aunque al final la decisión no tuvo mayores consecuencias, ya que Peyraud-Magnin sacó una mano ante el lanzamiento de Nahikari con la que, junto al poste, evitó el tanto de la ‘7’.

La Real se empezó a sentir cómoda aguantando atrás y saliendo al contragolpe, porque tuvo dos más muy buenos. En el primero, la árbitra señaló fuera de juego de Amaiur, muy justo si lo era, y en el siguiente la 17 vio como Knaak le quitaba la pelota, cuando iba a fusilar a Payraud-Magnin. La donostiarra la tendría aún más clara después, pero la guardameta gala rechazó su remate cercano, cuando de nuevo se había quedado sola ante ella.

Real Sociedad y Atlético de Madrid empataron sin goles en Zubieta en un partido que dominaron las visitantes, pero en el que las locales tuvieron las ocasiones más claras, como un penalti de Nahikari que detuvo Peyraud-Magnin, que también evitó el gol de Amaiur en hasta tres opciones de uno contra uno de la atacante txuriurdin.

El partido comenzó trepidante. No habían pasado dos minutos y Maitane había evitado, con un cruce providencial, el gol de Santos, en un área, y en la otra a Amaiur se le fue un intencionado remate cruzado rozando el poste izquierdo de la portería visitante.

Ofensiva visitante por el costado zurdo.

Las de Sánchez Vera insistieron por la izquierda, a sabiendas de que no es el puesto de Iraia, que además ha estado varios meses de baja, y por esa zona se dejaron caer Ludmila, Ajara, Duggan, además de la habitual Amanda. Las internadas se sucedieron, pero ninguna con final feliz. Las locales se defendían como podían, y en ataque de nuevo Amaiur intervino con acierto para dejar sola a Latorre, pero su disparo encontró una rápida pierna rival cuando iba a gol.

Ante la clara superioridad del Atlético, las de Arroyo entendieron que tenían que defender bien, primero, y así evitaron tantas acciones de peligro en su propia área, en la que Mendoza y Etxezarreta parecieron tener cuatro piernas cada una en lugar de dos. Tocaba jugar a la contra, y en una de ellas Latorre se quedó sin gasolina justo cuando se quedaba delante de la portera francesa, que en la siguiente jugada salvó el 1-0 de Amaiur, al ganarle el mano a mano. Duggan tuvo el 0-1 poco más tarde, pero su remate frontal se le fue rozando el larguero, justo antes del descanso.

Regreso de Menayo.

La vuelta de los vestuarios supuso la reaparición de Carmen Menayo, ocho meses después de su rotura del cruzado, aunque el protagonismo se lo quitó rápidamente la colegiada, al pitar penalti de Tounkara sobre Amaiur, en una pugna por un balón aéreo, aunque al final la decisión no tuvo mayores consecuencias, ya que Peyraud-Magnin sacó una mano ante el lanzamiento de Nahikari con la que, junto al poste, evitó el tanto de la ‘7’.

La Real se empezó a sentir cómoda aguantando atrás y saliendo al contragolpe, porque tuvo dos más muy buenos. En el primero, la árbitra señaló fuera de juego de Amaiur, muy justo si lo era, y en el siguiente la 17 vio como Knaak le quitaba la pelota, cuando iba a fusilar a Payraud-Magnin. La donostiarra la tendría aún más clara después, pero la guardameta gala rechazó su remate cercano, cuando de nuevo se había quedado sola ante ella.

Mariasun no quiso ser menos después, y paró muy bien un duro remate cercano de Ajara, primero, u después salió valiente a los pies de Laurent, en las ocasiones más claras en juego de un Atlético que tuvo muchos córners a los que no sacó provecho, no moviéndose el 0-0 inicial, por increíble que pareciera ante tantas ocasiones de la Real, sobre todo, y del Atlético..

Más información: MARCA.