Sabrina Salerno inspira a un equipo de fútbol sevillano con hambre de «gloria y desorden».


Sabrina Salerno inspira a un equipo de fútbol sevillano con hambre de «gloria y desorden».

A sus 52 años, la actriz Sabrina Salerno sigue dejando huella por mucho que pasen las décadas. También en Sevilla, donde un grupo de amigos ha decidido montar un equipo de fútbol 7 para inscribirse en una competición no profesional con el nombre de la artista genovesa, uno de los grandes símbolos eróticos de Europa en los años 80, fundándose oficialmente como la Società Sportiva Sabrina Salerno.

Con el lema «Gloria y desorden», el equipo conformado por jugadores amateurs nacidos en aquella época, ha pretendido honrar a la diva italiana y, además, se han personalizado sus equipaciones que, además de contar con diferentes números, cuenta con un escudo en el que aparece la silueta de la propia artista transalpina.

Para los componentes de esta nueva escuadra, la inspiración italiana también se aprecia en el escudo, basado en el del Atalanta, que añade otro toque del país europeo. El gran impacto de la figura de Salerno se hizo palpable en la Nochevieja de 1987, cuando en un programa especial de televisión, tuvo un descuido mientras cantaba. Un detalle que no obviaron los miles de espectadores que presenciaron el momento, formando parte de sus vidas desde entonces por diferentes actuaciones.

La historia se ha hecho viral rápidamente por las redes sociales por la originalidad a la hora de la fundación de este nuevo equipo. Y tal ha sido la impresión en internet que la propia homenajeada ha querido agradecer las intenciones de los creadores con un mensaje en el que se congratula de ver cómo por Sevilla aún se acuerdan de ella.

«En Sevilla ha nacido el equipo de fútbol «Sabrina Salerno». Un grupo de jóvenes decidió fundar un equipo de fútbol 7 a mi nombre. Estoy feliz con este sentido y sincero homenaje que llega desde uno de los países que me dio una gran popularidad: ¡España!», escribió Salerno en su Twitter.

Más información: ABC SEVILLA.