Sin confianzas… ni miedo: el Sevilla quiere la final de la Copa del Rey.


Sin confianzas… ni miedo: el Sevilla quiere la final de la Copa del Rey.

El Sevilla busca hoy alcanzar la final de la Copa del Rey en el Camp Nou tras el serio aviso que recibió del Barça el pasado sábado en el Sánchez Pizjuán: no, pese al 2-0 de la ida, la eliminatoria no está ni mucho menos encarrilada.

Cuando el conjunto hispalense se llevó el primer partido de las semifinales con un más que interesante 2-0 como local, se convirtió automáticamente en el claro favorito para alcanzar la final que se disputará en La Cartuja el domingo 17 de abril. Vivían los de Julen Lopetegui su mejor momento, con varias victorias consecutivas en la Liga y el triunfo ante el Barcelona fue rotundo. Las dudas se instalaron en el conjunto azulgrana, que además fueron aplastados la semana siguiente por el PSG en la Champions (4-1).

Pero también el Sevilla ha dado muestras de debilidad en los últimos encuentros. La derrota ante el Borussia Dortmund (2-3) dolió, pero más lo hizo la sufrida el pasado sábado ante el Barça. Las seis victorias consecutivas en la Liga habían hecho que el Sevilla se metiera en la pelea por el título, y caer ante los culés fue un duro varapalo.

El Barcelona no solo fue superior en el Pizjuán, también asestó un golpe moral de cara al partido que se disputa hoy, cinco días después. El 0-2 logrado por los blaugranas les valdría para forzar la prórroga. Aviso a navegantes.

«El equipo está con ilusión y con ganas de hacer un gran partido. Ese va a ser nuestro objetivo y nuestra ilusión, sin pensar que hemos perdido el partido de antes. Nuestro objetivo es hacer un gran partido con balón y sin balón, lo que vaya a pasar no depende de lo que haya pasado», dijo el técnico guipuzcoano ayer en la rueda de prensa.

Lopetegui no parece que vaya a poder contar con Lucas Ocampos ni con Marcos Acuña pese a los avances en sus lesiones, pero esconde sus cartas y ambos viajaron con el equipo a Barcelona ayer. Sí tiene el vasco disponibles al resto de sus jugadores.

En el Barça, la gran novedad podría ser Pedri, que para sorpresa de todos, incluido su entrenador, Ronald Koeman, ayer se entrenó con el resto de sus compañeros. «Hay cosas que casi ni se pueden explicar. Me sorprendió ayer (por el lunes) por la tarde, con un entrenamiento individual casi sin molestias. Esta mañana ha entrenado sin problemas, y creo que puede estar en la lista», manifestó el neerlandés.

Aunque la gran duda es si Koeman apostará por una defensa de tres, como el sábado, o volverá a su esquema habitual con tres delanteros.

Más información: 20 MINUTOS.