Sterling y Kane guían a Inglaterra a cuartos y rompen la maldición contra Alemania.


Sterling y Kane guían a Inglaterra a cuartos y rompen la maldición contra Alemania.

Inglaterra ya está en cuartos de final y rompen todos sus gafes contra Alemania. Los de Southgate, liderados por los goles Sterling y Harry Kane, además de las paradas de Pickford, vuelven a cuartos tras vencer por 2-0 y en Wembley ya suena el ‘It’s coming home’. La primera victoria en un gran torneo contra los germanos desde 1966 y el primer tanto del ‘9’ en esta Eurocopa llegaron en el mejor momento posible.

Comenzó dominando los primeros minutos la Mannschaft, que salía a Wembley con la confianza de no haber perdido en este estadio desde un amistoso en 1975. Los de Low salieron con mucho empuje y protagonizaron las primeras llegadas, aunque no generaron gran peligro para Pickford.

Poco más de 15 minutos necesitaron los locales para asentarse en el partido y desemperezarse, liderados por un Sterling que metió a los suyos de lleno en el encuentro con un disparo que fue la primera ocasión clara del encuentro. Muestra de su buena forma en la Eurocopa, se atrevió con un golpeo buscando la escuadra desde fuera del área, pero Neuer logró despejar.

Empezó a ir a más la selección inglesa, que encontró también una gran baza en ataque con Maguire y sus potentes cabezazos, pero cuando estos encadenaban más minutos con protagonismo, Alemania no se echó atrás. De hecho, también dio el susto por medio de Werner, en un mano a mano que detuvo Pickford.

Antes del descanso, Hummels salvó un gol cantado que perdonó Kane aprovechando un error de la defensa. La respuesta llegó tras la reanudación, pero esta vez fue Pickford el que volvía a mantener con vida a su equipo tras un gran disparo de Havertz desde la frontal.

Pese a que la temprana llegada de Alemania parecía mostrar que se desatascaría el encuentro, la segunda parte fue más cautelosa, siendo un centro exquisito de Kimmich que terminó sin remate la más clara hasta que se abrió el marcador.

A quince minutos del final, tras una jugada hilvanada de manera milimétrica por parte de Inglaterra entre Kane, Grealish y Shaw, el lateral centró raso para que Sterling, indudable líder de la selección inglesa, la empujase a placer para estrenar el marcador.

Pudo haber cambiado todo Muller con la ocasión más clara de su selección y prácticamente de todo el partido. Una pérdida de Sterling provocó una contra de Alemania que terminó con el delantero solo contra Pickford, pero este continuó con su sequía en la Eurocopa (nunca ha marcado en una) y mandó el balón fuera.

Cinco minutos después, sentenció el partido Inglaterra para romper una maldición que duraba desde 1966, con su última victoria en un gran torneo. También la de Kane en esta Eurocopa para anotar su primer tanto de la competición, rematando de cabeza un centro del revolucionario Grealish para llevar a Inglaterra a los cuartos.

Más información: 20 MINUTOS.