Tomares, Sevilla y Betis ya conocen su hoja de ruta copera.


Tomares, Sevilla y Betis ya conocen su hoja de ruta copera.

La Copa del Rey 2020-21 se ha dejado ver por primera vez en Sevilla, que es el cielo exacto en el que un sólo equipo terminará alzándola. Ayer tuvo lugar, en el estadio de la Cartuja que albergará esta noche el España – Alemania, la presentación de la 117ª edición del Campeonato de España, una de las competiciones más prestigiosas del deporte rey en todo el panorama nacional. Y los tres representantes sevillanos que participan en la primera ronda de la competición: UD Tomares, Sevilla FC y Real Betis, ya saben ante qué rivales se enfrentarán el miércoles 16 de diciembre a partido único por una plaza en la segunda fase del campeonato, que tendrá lugar el 6 de enero de 2021. Los tres sueños caminarán por el mismo sendero, y todos esperan llegar a la Cartuja el 17 de abril, día de la final.

Hasta 112 equipos fueron los que estuvieron incluidos en los diferentes bombos gobernados por el azar en la capital andaluza. Todos, desde diferentes puntos de la península, miraron a Sevilla, epicentro de todo el fútbol nacional. Uno a uno, menos los participantes de la Supercopa (Barcelona, Real Madrid, Athletic Club y Real Sociedad) fueron saliendo para dibujar los primeros duelos con los que iban a estrenarse. Algunos, como el Tomares, habían accedido gracias a la eliminatoria previa que da permiso a diez conjuntos españoles a medirse ante equipos de Primera división, favoreciendo así posibilidad de que los más modestos puedan competir ante las estrellas de las que goza el fútbol nacional en LaLiga Santander, teniendo en cuenta además de que los equipos de ligas menores contarán con la ventaja de la localía siempre y cuando respeten todos los protocolos previstos por la Federación Española.

Los de Rafa Tubío, que eliminaron con solvencia en esa ronda previa al Chinato (3-0), no tuvieron la dicha de que fueran emparejados ante el Betis o el Sevilla, como pedía el técnico del club tomareño en ABC de Sevilla horas antes de la rifa, pero su rival no es menos histórico que los dos clubes sevillanos: el CA Osasuna será el equipo que se desplace hasta el Municipal de San Sebastián, así que los de Jagoba Arrasate, decimorterceros en tabla de la máxima categoría del fútbol español, tendrán que hacer una pausa en su almanaque para medirse al cuadro aljarafeño y jugarse el pase en 90 minutos.

«El Osasuna es un histórico».

El presidente del Tomares, Javier Falcón, en declaraciones posteriores a la lotería, admitía que el equipo navarro «es un rival histórico, como todos los que había en el grupo. Estamos contentos, porque el Osasuna es un rival duro y difícil, siendo de Primera división». Falcón se mostraba cauteloso sobre la dificultad que supone el reto de apear a un equipo que le saca varias categorías, ya que los auriazules están en División de Honor Sénior: «Es complicado que pasemos de fase, hay mucha diferencia entre fútbol aficionado y profesional. ¿Si esperaba otro equipo? Había otros que obviamente podían ser más interesantes por lo significativo y por cómo están clasificados, pero competir contra el Osasuna es competir contra un histórico», recalcaba.

Ya en la capital andaluza, los dos máximos exponentes del fútbol sevillano, Sevilla y Betis, tienen marcado en rojo y verde su primera cita copera. El equipo de Julen Lopetegui se enfrentará al Ciudad de Lucena, un equipo cordobés comandado por los hermanos David y Dimas Carrasco, sevillanos, que el año pasado tuvieron muy cerca el ascenso a Segunda división B, pero que este curso sigue compitiendo a un gran nivel en el Grupo X de Tercera división, donde comparte liderato con el Salerm Puente Genil en el Subgrupo B, siendo uno de los claros candidatos a la nueva promoción. Los cordobeses han mantenido la estructura principal de su competitiva plantilla y ahora pretenden eliminar al Sevilla en el estadio Ciudad de Lucena.

Por su lado, el Real Betis hará su primera parada en la Copa del Rey en el BeSoccer La Condomina, feudo del UCAM Murcia, un equipo que se clasificó al ser semifinalista de la Copa RFEF y que además forma parte del Subgrupo B del Grupo IV de Segunda división B en el que está emplazado, casualmente, el filial verdiblanco. Se da la circunstancia de que el equipo que encabeza Salmerón es el próximo rival de los de Manel Ruano en la liga, por lo que el primer vivero heliopolitano supondrá la primera toma de contacto con un equipo bético para los católicos antes de medirse a los hombres de Pellegrini.

El Betis, un rival con «mucha solera».

El director deportivo del UCAM Murcia, Pedro Reverte, se dirigía a sus aficionados tras conocer que sería el Betis el rival de los universitarios: «En primer lugar, es un premio para nuestro equipo, plantilla y cuerpo técnico por el esfuerzo de la Copa Federación. Se lo han ganado y ahora tienen el premio de poder jugar con un Primera, y un Primera como el Betis. Un equipo con mucha solera». Reverte reconocía que la ilusión y la incertidumbre reina en las gradas del equipo murciano, en las que difícilmente se podrá observar público en esa primera cita: «Una pena que no sepamos si nuestra afición podrá disfrutarlo o no. Sería un partido muy bonito de vivir en La Condomina y disfrutar todos de ese partido de Copa del Rey. Nos hemos ganado estar ahí y sería una pena que no nos pudiese acompañar la afición. Esperemos que pueda mejorar todo. Estamos satisfechos por el sorteo y de que pueda ser un partido bonito. Ahora, a disfrutar del partido y a disfrutar de jugar con un gran equipo como es el Betis», añadía.

Más información: ABC SEVILLA.