Un polémico penalti en la prórroga mete a Inglaterra en la final de la Eurocopa.


Un polémico penalti en la prórroga mete a Inglaterra en la final de la Eurocopa.

Inglaterra y Dinamarca no pasaron del empate (1-1) en los 90 minutos de tiempo reglamentario y el partido tuvo que esperar hasta la prórroga para ver como los británicos se metían en la final de la Eurocopa gracias a un gol de Harry Kane. El colegiado del partido pitó un riguroso penalti a favor de los de Southgate y capitán de la selección inglesa aprovechó el rechace de su propio disparo desde la pena máxima para poner el 2-1 en el marcador.

Antes de esto Dinamarca se había adelantado gracias a una magistral falta lanzada por Mikkel Damsgaard, aunque la alegría no duró demasiado. Inglaterra firmó el empate en el minuto 39 tras un gol en propia puerta de Simon Kjaer cuando intentaba que un centro de Bukayo Saka no llegase a Raheem Sterling.

La segunda parte fue un toma y daca en el que los británicos llevaron un poco más la voz cantante y trataron de evitar el tiempo extra, sobre todo en los últimos. Sin embargo el gol no acabó llegando y hubo que esperar al desenlace final en la prórroga.

Más información: SPORTYOU.