Una boxeadora se ve obligada a borrar una foto en la que desafiaba a la ley islámica contra la homosexualidad.


Una boxeadora se ve obligada a borrar una foto en la que desafiaba a la ley islámica contra la homosexualidad.

Un beso reivindicativo del que ya no queda rastro. Ese es el resumen de lo que le ha sucedido a la boxeadora profesional inglesa April Hunter, que en cuestión de horas se ha visto obligada a borrar una fotografía en la que besaba a su novia en las Maldivas.

Y es que, en las Maldivas la ley islámica niega los derechos básicos a colectivos como las mujeres o los homosexuales. Una ley a la que desafió Hunter compartiendo en su cuenta de Twitter (@aprilhunterbox) una fotografía besando a su novia con una frase en la que se podía leer: «Todavía es ilegal ser gay en las Maldivas y otros países musulmanes. Este es nuestro pensamiento«.

En las Maldivas las relaciones entre personas del mismo sexo son ilegales según la ley islámica o sharia. Las penas contra la homosexualidad contemplan arresto domiciliario, deportación, seis años de cárcel, azotes e incluso la pena de muerte.

Sin embargo, la boxeadora se vio obligada a borrar la publicación ante las presiones de sus familiares y amigos, por si pudiesen tomar represalias contra ella y su novia.

Más información: 20 MINUTOS.