El primer derbi con «reserva previa».


El primer derbi con «reserva previa».

Para muchos sevillanos no hay cita más esperada que reencontrarse con los amigos para asistir a un nuevo derbi Sevilla FC-Real Betis Balompié a través de la gran pantalla de un bar. Este año si cabe las ganas serán mayores, debido a que la Liga está interrumpida desde hace 90 días y la cita de este jueves a las 22 horas es el primer partido tras la aparición del Covid-19. Además, el regreso es a puerta cerrada, por lo que los abonados no pueden verlo en directo. Y a esto hay que sumar que muchos aficionados siguen a su equipo siempre por televisión en los bares, ya que no tiene contratado el canal de pago en sus casas. Esto hace aventurar que habrá mucha gente pendiente de sentarse en su bar habitual para ver el partido, pero la hostelería tiene que cumplir unas normas de seguridad por la pandemia que hacen incompatible la oferta con la demanda.

«Para el derbi estamos fomentando que la gente reserve sus mesas previamente y dado el aforo limitado para maximizar la venta intentamos que los clientes realicen su reserva para cenar. Al llegar tendrán que esperar hasta que un encargado les atienda y antes de pasar a su mesa tendrán que limpiar sus manos con gel hidroalcohólico que está ubicado en la entrada. Cada mesa está separada dos metros de distancia y los camareros atenderán con sus mascarillas puestas», afirma el propietario del Grupo O’Neill’s, Neil Mc Ardle.

«Como tenemos el aforo limitado, una vez completo, cerramos la puerta de entrada para evitar sobrepasar el numero establecido. A terminar el partido abriremos la puerta de nuevo. Pedimos a los clientes que intenten llegar 30 minutos antes del inicio del encuentro. Las reservas se pueden hacer llamando por teléfono a O’Neill’s (Viapol: 954 643 104 o calle Adriano: 954 222 618)», añade.

El Grupo Premier ofrecerá «el encuentro en todos los locales (nueve negocios en la capital de los que actualmente se encuentran operativos el 50 por ciento), sino que esta vez «bajo reserva y previo pago para que no haya aglomeración de personas y de este modo tenerlo todo controlado con las medidas del Covid-19. Tenemos reservados exclusivos de 12, 15 o 20 personas. Las mesas en la sala se reservan a grupos de 4 a diez personas. Ya tenemos un 70% de reservas realizadas a través del correo electrónico (eventos@premierginrum.com)», afirma Martín Maillo, gerente de Grupo Premier. En cuanto a las medidas, la principal ha sido «trabajar exclusivamente por reserva de mesa y casi a puerta cerrada. Habrá una persona para impedir la entrada cuando se complete el aforo y poner orden en el caso de que hubiera altercados. Advertimos también, según la zona, que habrá una mayoría de aficionados del Sevilla o del Betis para evitar malas interpretaciones», añade.

«Tenemos el corazón dividido porque trabajamos con los dos. Entendemos la euforia que hay porque la gente quiere un poco quitarse tantos problemas de la cabeza, el coronavirus… es un momento para disfrutar y estar relajado entre amigos. Va a ser una oportunidad para vivir ese pique sano que hay en la ciudad con los equipos de fútbol. Puede ser un día importante en cuanto a facturación, aunque en condiciones normales la afluencia sería el triple», concluye.

«Un derbi muy esperado».

Para el presidente de los hosteleros de Sevilla, Antonio Luque, «desde la asociación animamos a todos a que disfruten del derbi en nuestros bares después de tantas semanas de incertidumbre», dice.

«Es un derbi muy esperado, y por eso también pedimos prudencia y responsabilidad tanto para aficionados como para hosteleros, porque acabamos de entrar en la fase 3 y hay que volver poco a poco a la normalidad. Es un día para disfrutar, pero para eso las dos aficiones deben estar unidas y demostrar deportividad para que el día transcurra lo más tranquilo posible», añade.

Más información: ABC SEVILLA.