Los hosteleros de Sevilla piden un plan de rescate para evitar «el cierre de la mitad de las empresas».


Los hosteleros de Sevilla piden un plan de rescate para evitar «el cierre de la mitad de las empresas».

La Asociación de Hostelería de Sevilla, junto con la propia asociación andaluza, ha congregado en la Plaza Nueva a mediodía de este martes a varios cientos de representantes de las empresas del sector para reclamar a las administraciones públicas medidas con las que paliar la grave crisis que sufre el gremio a causa de la crisis derivada de la pandemia de coronavirus Covid-19 que azota el planeta. Por encima de todas, un plan de rescate global frente a «un escenario gravísimo», y con «especial incidencia en el ocio nocturno», para «evitar que tengan que cerrar la mitad de las empresas actualmente activas».

«Todo el sector de la hostelería vive con gran preocupación e indignación la actual situación de desamparo y señalamiento por parte de las instituciones en relación a la pandemia de coronavirus -ha expuesto en un manifiesto el presidente de la asociación en Sevilla, Antonio Luque-. Los cierres y las restricciones aplicadas por las administraciones se han llevado a cabo sin contar con la opinión y el conocimiento del sector y, en muchos casos, sin respaldo técnico-científico que garantice la eficacia de las mismas». «Aún hoy -ha añadido- se sigue poniendo el foco en la hostelería a pesar del compromiso de ésta con las medidas de protección, higiene y distanciamiento social, en un escenario donde los rebrotes y contagios no han descendido a pesar de esas medidas, sino más bien al contrario, se han incrementado sustancialmente. La hostelería no es el problema es parte de la solución. Y afronta una crisis sin precedentes que amenaza con destruir miles de empresas y empleos en Sevilla y Andalucía».

Ante una caída de ventas que han calculado en un 90% aproximadamente, el gremio ha reclamado a las administraciones un plan de rescate integral en el que «deben participar de forma activa dichas administraciones, empezando por la local». En ese plan, los hosteleros quieren que se incluyan una serie de medidas para paliar la crisis. La primera, «una inyección económica con ayudas directas que permitan a las empresas hibernar durante el tiempo que duren los cierres o restricciones para poder afrontar el pago de seguros sociales, alquileres, suministros e hipotecas, así como para subsanar las pérdidas económicas, de manera que las empresas puedan seguir vivas y mantener el empleo, tal y como se hace con otros sectores».

Además, entre esas medidas, se demanda la inclusión del sector hostelería como beneficiario del bono turístico que anunció la Junta de Andalucía, establecer expresamente una prórroga de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) hasta que se retome la actividad con normalidad y sin restricciones y, además, una bonificación del cien por ciento respecto de las cotizaciones de los trabajadores afectados por un ERTE. Por otro lado, se reclama que se establezca un IVA superreducido en el sector hasta la normalización de la actividad, «a semejanza de otros países europeos», así como incrementar el periodo de carencia al menos en un año a la fecha de vencimiento establecida en la actualidad en la devolución de préstamos.

En paralelo, los hosteleros quieren que se eliminen los impuestos que gravan el consumo de energía, la disminución de los módulos y la bonificación de las tasas de juego al cien por ciento mientras duren las restricciones, como también la exención del pago de la cuota de autónomos durante el periodo en el que se establezcan limitaciones al normal desarrollo de la actividad y la exención del pago de las cuotas a las entidades de gestión de los derechos de propiedad intelectual durante esta fase.

Uno de los mayores paquetes de medidas es el relacionado con las bonificaciones o rebajas en impuestos y tasas, haciéndose especial énfasis en la del impuesto de bienes inmuebles (IBI) desde el ámbito estatal y también en las ordenanzas municipales durante los ejercicios 2020 y 2021, algo similar a lo que se solicita con el impuesto de actividades económicas (IAE). Junto a ello, los hosteleros han pedido que se exonere con carácter general del pago de tasas municipales (ocupación de vía pública con veladores, basuras…) en «los periodos de cierre vividos estos meses y en los que se vayan a producir restricciones al desarrollo de la actividad hostelera».

Más información: ABC SEVILLA.