Camacho: «En Alemania paso test cada tres días y no hay polémica»


Camacho: «En Alemania paso test cada tres días y no hay polémica»

Luchador infatigable, futbolista de rendimiento tan eficaz como oscuro, bien valorado por sus entrenadores, Ignacio Camacho pelea desde hace mucho tiempo con una lesión de tobillo que desea superar para reaparecer en el Wolfsburgo. Exrojiblanco, antiguo líder del Málaga, el zaragozano es el observador idóneo para relatar en ABC el regreso al fútbol que Alemania prepara el 9 de mayo, con 30.000 test comprados para los futbolistas, decisión que nadie discute en el país.

¿Cómo está viviendo este confinamiento en Wolfsburgo?

Estaba haciendo parte de mi recuperación en Zaragoza y me vine a Alemania cuando en España se decidió el confinamiento total. Aquí, en Wolfsburgo, lo estamos superando de una manera muy diferente a España. Vivo con mi mujer, Carlota, y mis dos hijos, Nicolás y Ginebra. En esta zona (Baja Sajonia) el último recuento que conozco indicaba 60 casos de coronavirus y alrededor de 50 muertos, por lo que no hay tantas limitaciones. Tuvimos todos los comercios cerrados hasta hace una semana. Ahora están abiertas las tiendas que no superan los 800 metros cuadrados. Podemos visitar o ser visitados por una persona ajena a tu familia y puedes salir a la calle en esas condiciones. En Múnich, en Baviera, hay muchos más problemas y el confinamiento sí es similar al de España. Hay normas distintas según la repercusión en cada área.

La Bundesliga ya ha pedido al Gobierno retornar a la competición el 9 de mayo ¿Cómo está físicamente el Wolfsburgo?

Los clubes esperan la respuesta del Gobierno, que se producirá el 30 de abril, para saber si comenzamos a jugar ese 9 de mayo. El equipo está bien, pues realmente nunca hemos dejado de trabajar. Hubo limitaciones, pero nunca hemos parado.

En Alemania se hacen test a los futbolistas y no hay polémica, al contrario que en España, donde el Gobierno los ha paralizado para el fútbol y las empresas particulares. El trasfondo es que no hay test para todos los sanitarios y otros sectores de riesgo.

Es verdad que en Alemania está todo más controlado y hay menos casos (de coronavirus), aunque hay estados como el de Baviera (Múnich) que tienen más. En mi club paso un test cada tres días, al igual que todos los equipos de la Bundesliga, y no se ha formado polémica, no hay ninguna polémica. Se tomó esa decisión y no hay problema.

¿El mayor contacto familiar de los españoles puede haber influido en esa diferencia de la pandemia, aparte de las gestiones políticas?

Es cierto que en España somos más cercanos, nos tocamos más, mientras que en Alemania hay mayor frialdad y la gente es más distante. Pero puede deberse a muchos factores.

¿Y cómo son esos test periódicos?

He pasado tres de mucosa (a la hora de leer la entrevista serán ya cuatro) y uno de sangre, para controlar los anticuerpos.

¿Y cuándo conocen los resultados, pues tienen que ser rápidos en el diagnóstico, porque inmediatamente llega el siguiente control?

Los resultados de todo el equipo los conocemos cada dos días. Y ningún jugador ha dado positivo, por supuesto.

¿Hasta cuándo se someterá a ellos? Alemania es la pionera en este capítulo y tanto nuestra Liga como otros campeonatos harán el mismo seguimiento médico cuando se permita la competición.

Restan nueve jornadas de la Bundesliga por disputarse, esperamos volver a jugar el 9 de mayo y pienso que pasaremos los tests mientras dure la competición, es decir, que nos quedan muchos por delante.

Dice que verdaderamente nunca han dejado de entrenarse. ¿Cómo lo hacen ahora, en grupos, o la plantilla ya trabaja junta?

Se ha entrenado en grupos de cuatro hombres y ahora se ha pasado a doce futbolistas.

¿Y cómo viven en el vestuario, repartidos en varios?

Como la ciudad deportiva está al lado tenemos cinco vestuarios y en cada uno hemos estado cinco futbolistas con nuestras cabinas, siempre los mismos en cada uno de ellos, acompañados de los fisioterapeutas.

Para el Wolfsburgo es fundamental volver a jugar, pues su objetivo es entrar en los puestos europeos.

Somos séptimos y estamos a un punto del Schalke, que ocupa plaza de la Europa League. Ese es nuestro objetivo, el reto que tenemos.

¿Cuándo le veremos otra vez en competición?

No me pongo fecha. Trabajo para recuperarme bien y volver a jugar.

¿Habla en alemán con Oliver Glasner, su técnico? ¿Cómo es su jefe?

Es un persona muy cariñosa. Estudio alemán y lo chapurreo. Quiero aprenderlo, hay que adaptarse al país en el que estás.

Más información: ABC.